•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Según la diputada María Eugenia Sequeira, segunda vicepresidenta de la Asamblea Nacional, para que pueda resolverse la petición del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, de prorrogar la Ley para el Régimen de Circulación Vehicular e Infracciones de Tránsito, es necesario que el presidente de la República vete parcialmente la ley y que proponga una prórroga a la entrada a vigencia.

Ayer, el presidente del Cosep, José Adán Aguerri, expresó que ese sector desea una prórroga a la ley, argumentando que no existen suficientes talleres habilitados para cubrir las certificaciones técnicas vehiculares. A criterio de Aguerri una prórroga evitaría multas masivas.

El Cosep alega que no existe la capacidad técnica para atender todo el parque vehicular, compuesto por 534,931 automotores, según cifras de la Policía Nacional al primer trimestre de 2013.

Por su parte Sequeira señaló que la otra opción sería, aparte del veto presidencial, que la Policía Nacional no aplique la ley y brinde un chance administrativo.

La parlamentaria expresó que el Cosep tiene razones técnicas y que existen esas dos soluciones para responder a la solicitud de la organización gremial.

El diputado Wilfredo Navarro, tercer secretario del legislativo, coincidió con que es el Ejecutivo el que tendría la solución, al vetar la ley y establecer un plazo de unos nueve meses para su ejecución.

Mientras que la diputada de la bancada del PLI, Lissette Montenegro, señaló que esta situación se habría resuelto al momento de aprobar las reformas a dicha ley, aprobando además una moción para una prórroga.