Eloisa Ibarra
  •  |
  •  |
  • END

Los magistrados de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) decidieron guardar el caso del ex alcalde de El Ayote, Eugenio Hernández, condenado por el asesinato de la periodista María José Bravo, hasta que pasen las elecciones municipales.

Un asesor de la Sala Penal, reveló que tomaron esa decisión para no perjudicar la campaña electoral de los liberales, porque el proyecto de sentencia elaborada por la ex magistrada Nubia Ortega era a favor de Hernández.

Según la fuente, aunque un magistrado liberal, pretendía que el caso se resolviera pronto, la mayoría de liberales consideraron que no era conveniente, por tratarse de la muerte de una periodista de La Prensa, lo que caería como un balde de agua fría en los medios de comunicación.

El proyecto de sentencia de los magistrados liberales, partido al que pertenece el condenado, cambia el delito de asesinato a homicidio culposo con el cual Hernández, condenado a 25 años de prisión, saldría de forma inmediata, porque la pena es de uno a tres años de prisión y él cumplirá cuatro.

En 11 de septiembre de 2006, la defensa de Hernández, en la audiencia de casación, pidió el cambio de tipificación del delito de asesinato a homicidio, bajo el argumento de que la muerte fue accidental, provocada por una “bala saltarina”, que primero dio rebotes en las paredes hasta alcanzar a Bravo.

A criterio de los especialistas, tras dos rebotes es imposible que la bala haya penetrado certeramente en el tórax de Bravo, quien murió de forma instantánea el 9 de noviembre del 2004, en la entrada principal del Centro de Cómputos, que funcionaba en el Instituto Nacional “Josefa Toledo de Aguerrí”, en Juigalpa, mientras realizaba su trabajo.

Ese día, según la acusación, Hernández pasó a eso de las once de la mañana por una cantina, ubicada en la entrada de El Ayote, compró dos medias de licor, y según dijo, venía procedente de su finca y se dirigía a Juigalpa. En su bolso rojo no llevaba su vieja pistola Brown, que todos le conocían, sino un revólver calibre 38 marca Astra.

En marzo pasado, magistrados liberales y sandinistas se comprometieron a no sacar a Hernández. Doña Elda Sánchez, madre de la joven periodista que dejó en la orfandad a un niño, ha implorado a las autoridades de la CSJ, que mantengan la condena de Hernández.