•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Más de 700 jóvenes de distintos barrios y repartos de León, adictos al consumo y comercialización de drogas, así como a la vagancia, están incorporados a un novedoso programa de prevención que incluye atención psicológica, charlas educativas y actividades recreativas.

El teniente Mario Ruiz, director de Asuntos Juveniles de la Policía de León, destacó que el programa preventivo a favor de los jóvenes es ejecutado en todo el municipio pero con énfasis en sectores considerados de alto riesgo, debido a la constante ocurrencia de acciones delictivas y comercialización ilegal de drogas.

Ruiz destacó que a pesar de los operativos efectuados por la Dirección Antinarcóticos, Seguridad Pública y Asuntos Juveniles de la Policía Nacional, aún existen remanentes de jóvenes en León que se resisten a reinsertarse a la sociedad, sobre todo en el sector del Rastro Municipal, en Sutiaba, la Plaza Zaragoza, el reparto “Rubén Darío” y el “Antenor Sandino Hernández”, ambos del sector suroeste, además del reparto “Walter Ferreti”.

En este sentido, José Gabriel Reyes, uno de los jóvenes voluntarios e instructor de danza y teatro en la Casona “Walter Ferreti”, afirmó que los jóvenes que se encuentran en la desocupación necesitan una oportunidad para salir adelante.

La decisión de cambiar

Reyes, de 30 años, fue uno de los jóvenes que hace años decidió cambiar y buscó el apoyo de organizaciones que promovían programas de reinserción social.

“Muchos jóvenes quizá no estudian ni trabajan porque han perdido sus aspiraciones, pero a través de este programa tratamos de inyectarles positivismo para que por sí mismos reconozcan que existen oportunidades y que todo depende de la perseverancia y el deseo de sobresalir”, dijo Reyes.

Según el teniente Ruiz, se han reinsertado a la sociedad al menos 700 jóvenes en los últimos cinco años, se han conformado cinco ligas de beisbol en distintos sectores de la localidad con el apoyo de voluntarios, líderes comunales y organizaciones de la sociedad civil.

La Fundación Tierra de Hombres, Vínculo Solidario e iglesias evangélicas, están incluidos en este programa de reinserción de jóvenes considerados de alto riesgo social.

 

Sin aspiraciones

Muchos jóvenes quizá no estudian ni trabajan porque han perdido sus aspiraciones, pero a través del programa de prevención tratamos de inyectarles positivismo para que por sí mismos reconozcan que existen oportunidades, y que todo depende de la perseverancia y del deseo de sobresalir”, dijo José Gabriel Reyes, instructor del proyecto.