•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Según las estadísticas oficiales, las poblaciones rurales son las que tienen menor acceso al servicio de agua, con un 70% de cobertura.

La comarca Las Crucitas, de la zona 2, al sureste de Niquinohomo, bien podría contarse entre las comunidades “conectadas” al servicio de agua, pero según sus pobladores, contar con la tubería no les garantiza la disponibilidad del servicio. Desde enero los grifos de las 295 viviendas de Las Crucitas están “secos”.

Esta semana, la desesperación por la falta del vital líquido motivó a sus habitantes a “armarse” con picos y palas para abrir zanjas y conectar nuevas tuberías con la esperanza de que eso resuelva el problema de desabastecimiento.

Don Juan José Pavón Aguilera, habitante de la comunidad Las Crucitas, dirige el trabajo de instalación de la nueva tubería, el cual fue autorizado por las autoridades de Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, de Masaya, con el aporte por familia de C$300 para comprar 40 tubos que necesitan.

“El problema que enfrentamos es inaguantable, porque tenemos que salir a buscar el agua, y debemos pagar C$100 el viaje en carreta, independientemente de la cantidad de barriles”, dijo el entrevistado.

Cobros siguen llegando

Los pobladores, además, denunciaron que los recibos continúan llegando a sus casas como si hicieran uso regular del servicio. Reconocen que en ocasiones se activa durante la madrugada, o bien los sábados por un máximo de tres horas, pero insisten que no deben pagar lo mismo que antes.

“Acá siempre toca los sábados, pero ese día solo pudimos agarrar un poquito de agua. Vamos a ver si ahora con el cambio de la tubería pues llega a como se debe el agua”, expresa Doña Verónica Pérez Pavón, quien diario “se las dibuja” para alistar a sus hijos para ir a la escuela.

Los afectados advirtieron que si no resuelven el problema con el cambio de las tuberías, realizarán un plantón frente a las instalaciones de Enacal en Managua.

El Nuevo Diario buscó la versión de la delegada Xiomara Potosme, pero su asistente dijo que estaba fuera de Masaya.

Mientras el alcalde de Niquinohomo, Marlon Muñoz, aseguró que la comuna facilitará 60 tubos para que los pobladores traten de resolver el problema de desabastecimiento que padecen en Las Crucitas.

 

2,000 afectados

Además de Las Crucitas, en Niquinohomo unas 2,000 personas no cuentan con acceso al servicio de agua potable.

204 habitantes y 195 Viviendas en Los Huérfanos

349 habitantes y 295 viviendas en Las Crucitas

778 habitantes y 458 viviendas en El Portillo

778 habitantes y 458 viviendas en Santa Rita

 

Fuente: Web Municipal Niquinohomo