•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Después de un año y dos meses desde que la Policía Nacional “golpeó” a seis bandas de “tumbadores” de drogas que operaban en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua, este fin de semana en la ciudad colonial de Granada capturaron al rivense Franklin Heriberto Torres Bejarano, alias la “Pájara”.

Torres figura entre los 26 prófugos tras la denominada operación “Temis”; otros 29 ya fueron condenados.

Según la Fiscalía, Torres era el líder de uno de estos seis grupos de “tumbadores”, sin embargo, la abogada Jaqueline Guevara desmintió que su defendido haya sido capturado por la Policía Nacional en un operativo ejecutado el pasado viernes en Granada, en la casa que aparentemente rentaba para ocultarse.

El vocero de la Policía Nacional, comisionado mayor Fernando Borge, aseguró que Torres Bejarano fue capturado por agentes policiales.

“Se entregó”

“Ayer (el viernes) a las 4 de la tarde se entregó por voluntad propia en Granada, porque consideró una zona neutral para ser juzgado, apegado a derecho, pero lamentablemente no le están garantizando las condiciones que debe tener por el hecho de entregarse, porque lo tienen en El Chipote, con altas medidas de seguridad, completamente incomunicado de su familia”, explicó Guevara.

La Policía Nacional en Rivas efectuó el mismo viernes allanamientos en las viviendas de los progenitores y de la cónyuge de Torres Bejarano, en el barrio La Puebla, al sur de la ciudad de Rivas.

Según la defensora, “es una acción personalizada, porque ninguna pena trasciende del reo, violentaron los derechos humanos de la persona, porque se llevaron hasta las moneditas a unas niñas”.

En septiembre de 2008, una banda de sicarios integrada por un mexicano y por seis hondureños fue capturada por la Policía Nacional, en Rivas y en Masaya. Supuestamente llevaban una lista de seis rivenses para su ejecución.

En la “lista negra” figuraban Franklin Heriberto Torres Bejarano y su hijo.

“Toda persona es inocente hasta que se demuestre su culpabilidad, y demostraré la inocencia de mi defendido”.

Jaqueline Guevara

Abogada