•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La calcomanía de revisado, una especie fiscal creada en la reforma a la Ley para el Régimen Vehicular e Infracciones de Tránsito (Ley 431), que garantiza que el automotor está legal y en buen estado mecánico, será exigida hasta dentro de dos años, aseguró ayer el jefe de la Dirección Nacional de Tránsito de la Policía, comisionado mayor Roberto González Kraudy.

La reforma a la Ley 431 contempla una multa de C$320 por no portar el sticker, y faculta a la Policía Nacional a retener el vehículo que circule sin él. Asimismo, establece en C$50 el costo de la calcomanía.

“Esa nueva calcomanía entrará en vigencia dos años después”, declaró González Kraudy.

Esta semana se cumplirá un mes desde la aprobación de la reforma a la Ley 431, que aún no ha sido publicada en el diario oficial La Gaceta, y se encuentra bajo el proceso de reglamentación.

Este es el único aspecto de la Ley que no se exigirá a los dueños de vehículos, dijo el jefe policial, quien recordó que la norma también obliga a actualizar los datos del automotor que cambie de titular en un plazo no mayor a los sesenta días después de realizada la compra.

En el país se calcula que hay por lo menos 175,000 vehículos cuyos dueños no han realizado el cambio de propietario, 80,000 de estos estarían en Managua. La nueva ley multa con el 3% del valor catastral a las personas que incumplan con esta medida.

Policías capacitados

Hasta la fecha, toda la cadena de mando de la Policía Nacional, conformada por unos 800 jefes en todo el país, ha sido capacitada en la reforma a la Ley 431.

“Continuamos capacitando a los agentes e investigadores. Orientamos, analizamos y explicamos claramente que esa ley lleva como propósito proteger la vida de los nicaragüenses”, insistió González Kraudy.

Hasta la fecha se cuentan 101 muertos por accidentes de tránsito, 33 de ellos en Managua. La cifra es inferior al mismo período del año pasado, cuando se reportaron 108 fallecidos en colisiones automovilísticas.

La reforma a la Ley 431 aumenta el valor de todas las multas en más del 60%, crea nuevas infracciones, las reclasifica según su peligrosidad e incidencia en la accidentalidad y crea nuevos aranceles.

Entre otros, establece el estado de embriaguez extrema, que es cuando el conductor tiene más de dos gramos de alcohol por litro de sangre. La norma indica que ese conductor debe ser procesado judicialmente.

Nuevos alcoholímetros

González Kraudy indicó que comprarán 50 radares y 50 alcoholímetros para “dotar de técnica” a las 80 patrullas que vigilan las vías como parte del “Plan Carretera”, que busca reducir los índices de accidentalidad.

Está previsto que esta semana la Policía entregue guías metodológicas de estudio al Ministerio de Educación para que sean distribuidas en las escuelas.