•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tres días después haber sido entregada por la Policía nicaragüense al Buró Federal de Investigaciones de EE.UU., conocido por sus siglas en ingles como FBI, una Corte federal de Miami le negó a la estadounidense Ana Sol Alliegro, la libertad bajo fianza solicitada por su abogado.

De esta manera los fiscales de la causa que se instruye contra Alliegro por la presunta autoría de varios delitos, se aseguraron de que la mujer de 44 años siga en prisión mientras continúa el proceso judicial en su contra.

Así lo informó la tarde de este lunes en su sitio web el periódico El Nuevo Herald, una vez concluida la primera comparecencia ante una Corte federal de Miami, donde la estadounidense se declaró inocente de los delitos imputados en su contra.

A Sol Alliegro la Fiscalía de su país le atribuye la presunta autoría de los ilícitos de falso testimonio (o perjurio) y financiamiento ilegal de la campaña electoral del congresista demócrata Justin Lamar Sternad.

Transgredió las leyes

La investigación en torno a Sol Alliegro, quien en Granada era dueña de la sala de belleza “Euro Salón & SPA”, inició en Miami, luego de varias publicaciones periodísticas donde se reveló que siendo administradora de facto de la campaña de Lamar, ella habría transgredido las leyes estadounidenses.

En medio de las investigaciones, Ana Sol Alliegro fue considerada por el FBI como testigo clave en las investigaciones en torno al presunto financiamiento ilícito de la campaña de Justin Lamar.

El supuesto acto de corrupción federal que la Fiscalía le atribuye a Alliegro estaría relacionado con el financiamiento ilícito para la campaña de Sternad hasta por un monto de US$81,486 vía contribuciones ilegales, refiere la acusación fiscal.

 

Cómplices sin identificar

La actuación ilícita atribuida a Ana Sol Alliegro --que también incluyó la captación de “cómplices no identificados”-- fue en detrimento del demócrata Joe García, rival del exrepresentante federal David Rivera.

Mientras Alliegro permanecía escondida en Nicaragua, en Estados Unidos Justin Lamar Sternad admitía su culpabilidad, confesando su responsabilidad penal.

Tras el escándalo electoral, Ana Sol Alliegro se radicó en Granada, Nicaragua, donde permaneció más de un año ilegalmente, luego de que se le venció su visa de estadía en el país, refirieron las autoridades.