•   Caracas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Con marchas de la oposición y contramarchas oficialistas, hechos de violencia y vandalismo en Caracas y en otras ciudades del país, más tres nuevas víctimas mortales que elevan a 24 los fallecidos, Venezuela cumplió un mes de las protestas en contra del Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Las tres personas murieron baleadas en diferentes hechos durante protestas en el estado de Carabobo, norte de Venezuela, informaron autoridades locales.

Dos de las víctimas, un estudiante y un civil, murieron durante manifestaciones en la localidad de La Isabelica, en Valencia (capital de Carabobo), mientras un efectivo de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) falleció en el cercano municipio de Naguanagua.

“Francotiradores dispararon contra su propia gente que estaba armando una barricada en plena vía (en La Isabelica)”, dijo por la tarde al canal estatal VTV Francisco Ameliach, gobernador oficialista de Carabobo, cuya capital es Valencia.

Sin embargo, la prensa local indicó que el joven Jesús Acosta, de 20 años y estudiante de la Universidad de Carabobo, falleció por un disparo “en la cabeza” cuando se encontraba “en las adyacencias de su vivienda” en La Isabelica, aunque “no participaba en las protestas”.

Acusaciones mutuas

En esos mismos hechos murió Guillermo Sánchez, de 42 años, “a causa de un impacto de bala” cuando estaba frente a su casa, indicó más tarde en su cuenta Twitter el alcalde opositor de Valencia, Miguel Cocchiola.

Casi en paralelo y también por Twitter, Ameliach indicó que en otro incidente violento, en el municipio de Naguanagua, “falleció por arma de fuego el capitán de la Guardia Nacional, Ramso Ernesto Bracho Bravo”.

Desde que se iniciaron las protestas, dirigentes y estudiantes de oposición, así como autoridades del gobierno se han acusado mutuamente de promover grupos radicales que atacan con armas de fuego las manifestaciones.

Apoyadas por dirigentes de la oposición, las protestas se ampliaron desde ciudades como Caracas, Mérida, Valencia y Maracay, e incluyeron reclamos por la detención de estudiantes, la inflación (56,3% anual) y la escasez de productos básicos.

Aumentan choques

Estudiantes afines a la oposición, convocaron para ayer una marcha con el fin de de conmemorar un mes de protesta y criticar a la Defensoría del Pueblo, por la desatención que, en su opinión, ha dado esa institución a las denuncias de violaciones a los derechos humanos por parte del Gobierno contra los manifestantes.

La movilización, no obstante, no prosperó. Como Maduro había adelantado el martes, la marcha no pudo entrar en Caracas, una suerte que correrán todas las manifestaciones opositoras que pretendan entrar en el Distrito Capital hasta que, dijo el presidente, la oposición se reúna con él, las barricadas se desactiven y cese el golpe que, según dice, hay en su contra.

La diputada opositora María Corina Machado y el líder estudiantil Juan Requesens intentaron mediar con policías para avanzar hasta la Defensoría, pero las gestiones no rindieron frutos, y agentes de la Policía y de la Guardia Nacional, dispersaron la concentración con bombas lacrimógenas y disparos de perdigones.

La caminata que sí llegó hasta las puertas de la Defensoría fue la de los estudiantes que apoyan al Gobierno, y que salieron para condenar la violencia que se ha generado. Los jóvenes fueron recibidos por el presidente Nicolás Maduro y por el vicepresidente Jorge Arreaza.

Maduro lamentó las muertes, y dijo que los que están disparando son militantes del partido opositor Voluntad Popular, de su dirigente “el fascista Leopoldo López”, preso desde hace tres semanas, y las policías de los municipios donde gobierna la oposición.

Unasur llama a diálogo

Por su lado la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) acordó ayer en Santiago enviar una misión de cancilleres a Venezuela para asesorar al Gobierno de Nicolás Maduro en un diálogo que permita recuperar la convivencia pacífica en ese país. Ese es uno de los acuerdos adoptados en la reunión extraordinaria de ministros de Relaciones Exteriores del bloque, reunida en la capital chilena para tratar la situación en Venezuela.