•   San Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Tribunal Supremo Electoral, TSE, de El Salvador, terminó a altas horas de la noche de ayer el recuento de votos de los comicios presidenciales del pasado domingo, pero anunció, minutos antes del cierre de esta edición, que no proclamaría un ganador hasta resolver los recursos legales pendientes.

El escrutinio, que comenzó el lunes, llevaba cerca de las 10:00 p.m. "un avance arriba del 90%", dijo el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Eugenio Chicas, en un mensaje por cadena nacional de radio y televisión.

Apuntó que el recuento había sufrido demoras por razones "políticas" y "técnicas", pero que se superaron esos problemas, y "continuaría hasta finalizar (...) con todo el esfuerzo que implique".

Otro magistrado del TSE, Fernando Argüello, explicó a los periodistas que, aunque haya finalizado el escrutinio, el TSE no oficializaría un resultado hasta evacuar los recursos pendientes “que pueden incidir en los resultados”. De forma no oficial, se conoció que lo escrutado favorecía por un estrecho margen al candidato oficialista, Salvador Sánchez Cerén. Un escenario muy parecido a los resultados que obligaron al recuento.

Argüello confirmó que el TSE admitió un recurso de nulidad del proceso electoral que presentó ayer el partido opositor, Alianza Republicana Nacionalista, Arena, que ha denunciado un "fraude" electoral en su contra y acusa de "falta de imparcialidad" a ese organismo.

Simpatizantes de Arena ayer se apostaron en las calles cercanas al hotel donde se efectuó el escrutinio. El recurso de nulidad elevó la tensión política, pero ayer mismo el Ejército pareció poner paños fríos con un pronunciamiento, leído ante la prensa por el ministro de la Defensa, general David Munguía, en el que se comprometió a “respetar los resultados oficiales que emita” el TSE.

“Nosotros somos profesionales y vamos a ser fieles al presidente que el pueblo elija”, subrayó Munguía, acompañado de la plana mayor del Ejército, y desmarcándose de una declaración de Norman Quijano, candidato de Arena, según la cual la Fuerza Armada estaba pendiente del “fraude”.

Se terminará “solo lo que es escrutinio, no se están dando resultados finales; recuerden que hay recursos de por medio, y sin resolver los recursos, no hay ganador”, reiteró el magistrado Argüello.

“Hay un recurso (de nulidad) pendiente, que es uno de seis recursos admitidos por el TSE. Esos seis recursos están admitidos, pero llevan su cauce legal; vamos a entrar a los tres días de prueba y luego resolvemos”, añadió.

El TSE no proclamó al ganador de los comicios el domingo por lo estrecho de la ventaja del candidato oficialista, Salvador Sánchez Cerén, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), sobre el de Arena, de apenas 0.22 puntos.

Sánchez Cerén alcanza el 50.11% de los sufragios y Quijano el 49.89%. El escrutinio preliminar debe ser confirmado por el recuento final que se realiza desde el lunes y que permitirá oficializar al ganador definitivo, que asumirá la presidencia salvadoreña el 1 de junio próximo para el mandato.