•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El pesquero “Emanuel”, con tres tripulantes nicaragüenses y uno costarricense, fue retenido por autoridades ticas por faenar dentro del perímetro de las 12 millas que conforman el área marina del Parque Nacional Isla del Coco, área donde está prohibido ejercer labores de pesca.

La fiscalía de Puntarenas ordenó el decomiso del barco, así como detener a los cuatro pescadores, quienes fueron presentados este miércoles ante la Fiscalía, y podrían ser encausados por pesca ilegal, intento de hacer naufragar la patrullera del Guardacostas, además de resistencia a la autoridad.

De acuerdo con el director de Guardacostas, comisario Martín Arias, cuando la tripulación de la patrullera Santamaría ordenó detenerse a la tripulación de “Emanuel”, estos no solo desacataron la disposición, sino que realizaron maniobras para impactar la embarcación policial, causándole daños en el casco.

Si bien los tripulantes de la patrullera no resultaron heridos, el jefe policial afirmó que con esta acción se puso en riesgo la integridad física de los oficiales y la de los propios pescadores, pues ambas naves pudieron haber sufrido un naufragio.

3 a 15 años de cárcel por pesca en áreas protegidas

De conformidad con el artículo 258 del Código Penal, la pesca no autorizada en áreas protegidas y parques nacionales puede sancionarse bajo la tipificación del delito de piratería, cuyas penas oscilan entre los tres y los 15 años de cárcel.

La Isla del Coco posee una superficie de 24 kilómetros cuadrados, así como un área marina de 12 millas náuticas a su alrededor, todo lo cual conforma el Parque Nacional Isla del Coco, creado en 1978 y declarado Sitio de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997, así como un sitio Ramsar desde 1998, y Patrimonio Histórico de Costa Rica en 2002.