•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El buen olfato de “Cliff”, un perro de la Dirección de Droga de la Policía Nacional, fue determinante para que las autoridades atraparan en el Aeropuerto Internacional de Managua a dos ucranianos que trasladaban 91 óvulos de cocaína.

Lo anterior se desprende del escrito acusatorio presentado este jueves por el Ministerio Público en el Juzgado Séptimo Distrito Penal de Juicio de la capital, donde acusó por narcotráfico a Merborin Ivanovich, de 55 años, y a Vladimir Zhaprorzchit Sergeerch, de 62.

Las sospechas de que los ucranianos llevaban algo ilícito fueron corroboradas cuando “Cliff” marcó con aruños las maletas de Ivanovich y de Sergeerch, indicando que había residuos de droga, refiere la acusación fiscal.

Eran 365 gramos

Como en el registro corporal no les fue encontrada droga a los acusados, estas fueron trasladados al hospital de la Policía Nacional, donde Sergeerch, luego de tomar dos dosis de laxantes, expulsó los 91 óvulos que llevaba ocultos en su organismo, los cuales, según la prueba de campo hecha por la Policía, dieron cocaína y pesaron 365 gramos.

En la acusación del Ministerio Público, se explica que Vladimir Sergeerch enfrenta cargos por trasladado de droga, y Merborin Ivanovich por transporte de estupefacientes, según la acusación del Ministerio Público.

Prision preventiva

Los dos extranjeros que ingresaron a Nicaragua el pasado 20 de febrero, al ser capturados hace una semana en el Aeropuerto internacional de Managua, se dirigían a su país de origen con escala en Panamá.

Al final de la audiencia, el juez Ramos dictó 13 días de prisión preventiva --nueve de ellos hábiles-- para los dos acusados, y programó audiencia inicial para el 26 de marzo a las 9:00 a.m.

El abogado defensor, Carlos Cerda Sánchez, quien dijo no tener cuestionamientos a la acusación del Ministerio Público, pidió que sus representados fueran llevados al médico por distintos padecimientos, pero el juez le negó la petición.