Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Una banda de secuestradores mató a un niño de cinco años inyectándole ácido porque temían que los identificara, pero gracias a la denuncia de un taxista la Policía logró detener a los presuntos delincuentes en Ciudad de México, informó el lunes la justicia local.

El menor fue secuestrado el 26 de octubre en la Ciudad de México por uno de los presuntos delincuentes detenidos, que con engaños lo llevó en un taxi a un municipio del vecino estado de México, informó la Procuraduría de Justicia local en un comunicado.

“Los probables responsables manifestaron que planearon el secuestro del menor por el cual cobrarían 300 mil pesos” (unos 23,000 dólares), pero tres días después, al enterarse de que eran buscados por la Policía, decidieron llevarse a la víctima a un cerro (...), donde lo asesinaron y enterraron”, añadió el organismo.

Las autoridades detallaron que el menor, cuyo cuerpo fue localizado en un cerro en el estado de México, murió por un ácido que le fue inyectado por los secuestradores.

La detención de los raptores se logró el fin de semana gracias a que el conductor del taxi que abordó uno de los plagiarios junto con el niño reconoció al menor, porque vio en la televisión una fotografía y un reporte de su desaparición.

El taxista avisó a las autoridades y a los padres del niño, e identificó al sujeto que abordó el taxi con el niño el día del secuestro.

Las autoridades detuvieron a cuatro presuntos secuestradores, entre ellos una mujer y un hombre de 17 años, que conocían a los padres del niño.

Según cifras oficiales, entre enero y hasta finales de septiembre se han registrado 651 secuestros en México, aunque de acuerdo con expertos sólo se denuncian uno de cada dos o tres casos.