• |
  • |
  • END

El candidato a alcalde por Managua del Partido de la Resistencia Nicaragüense (PRN), reverendo Manuel Salvador García Fuentes, dijo estar seguro de que recibirá el apoyo del pueblo evangélico, calculado en unas 250 mil personas.

El voto oculto “nos hace pensar que los votantes están pensando en un tercer candidato que no sea ni del FSLN ni el PLC, porque al final del caso terminan siendo los dos partidos que han administrado Nicaragua en los últimos 16 años”.

Estimó que la polarización a que el FSLN y el PLC han querido someter las elecciones municipales es lo que está provocando que ese voto oculto del 30% se rebele contra las imposiciones de las nuevas paralelas históricas.

El candidato, administrador de empresas y con experiencia electoral durante los comicios de 1996, donde corrió como candidato para diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacén) por el Partido de Unidad Liberal (PUL), dijo que en los anteriores procesos electorales nacionales y municipales, siempre hubo votos indecisos que oscilaron entre el 8 y 12%, los que al final no votaron.

Managuas están reflexionando
El reverendo del Centro Apostolar Cristiano --que tiene como pastor a Augusto César Marenco-- dijo que a cinco días de los comicios los managuas están reflexionando para anteponer las posiciones ideológicas y políticas, y pensar verdaderamente en el desarrollo económico y social de Managua.

Sobre los actos violentos provocados por bandos del FSLN y de la Alianza del PLC, el reverendo García Fuentes es del criterio que “esto es parte del mismo plan de polarización en estas elecciones, crear a su propios héroes entre ambos bandos y así la población vaya por uno o por el otro”.

Aunque las encuestadoras no marcan una ventaja significativa por cada uno de los candidatos de los partidos del pacto, “significa que la población está pensando en otra cosa”, y no descartó que la Administración del presidente Daniel Ortega esté pensando en medirse el domingo, y, dependiendo de los resultados, pasar a una segunda etapa de un plan en el cual cabe el PLC”.

En ese plan están las reformas constitucionales que únicamente serán para beneficiar al partido de gobierno y al PLC, que “son las dos organizaciones políticas que tienen acorralada a Nicaragua”, señaló el candidato. Al comentar sobre el sistema parlamentario por el que aboga Ortega, cree “que los nicaragüenses no estamos preparados para entrar a esa fase de desarrollo”.

Mucha demagogia en los spots de televisión
Dijo que en los spots televisivos de ambos partidos hay mucha demagogia, “porque gane quien gane, los problemas que enfrenta la población no van a desaparecer el 10 de enero del próximo año, cuando tomen posesión los ganadores”.

García Fuentes, que lleva como compañera de fórmula a Carmen Pastrán Miranda, ex MRS, y como concejales a ex combatientes de la “Contra”, dijo que si gana la silla edilicia, será la primera vez que un jefe de la gobernatura municipal provenga del sector evangélico.

Prometió declarar “Hijo dilecto” de los Managua al Creador y entregarle las llaves de la ciudad.

García Fuentes en 2001 se incorporó a la campaña del ex presidente Enrique Bolaños, llegando a ser el coordinador de lo que se llamó “Los amigos de Enrique Bolaños y José Rizo”. Cuando Bolaños obtuvo la victoria se incorporó a la Resistencia Nicaragüense.