• |
  • |
  • END

La doctora Vilma Núñez, Presidenta Ejecutiva del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, hizo un llamado a la calma y a la reflexión a la población para detener las acciones de fanatismo político violento, al tiempo que solicitó al presidente Daniel Ortega que sea responsable, que tome en serio su investidura y deje de ser un agitador violento.

Tal señalamiento fue realizado por la doctora Núñez, luego de una conferencia en la cual indicó que existe mayor interés por parte de organizaciones internacionales de derechos humanos, por las violaciones a los derechos políticos, de participación y de acceso a la justicia, situaciones que su organización denunció el pasado 15 de octubre ante el Comité de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas.

“Que asuma con responsabilidad de Presidente de la República, que deje de actuar convertido en agitador político, pero además como un agitador violento. Presidente Ortega: asuma su investidura que en noviembre de hace dos años le confió el pueblo de Nicaragua, y despójese de su odio contra determinados sectores, porque de amor no hay nada en su mensaje”, dijo la representante del Cenidh, quien consideró que en parte esto, además de impedir la participación de algunos observadores electorales, tiene que ver con el retiro de la cooperación de Finlandia.

“Posiblemente --el retiro de la ayuda-- es una forma de demostrar insatisfacción a un país que se le apoya y no cumple con los compromisos adquiridos, sobre todo con su pueblo”, comentó.

Recomendaciones
de la ONU
Mientras tanto, el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, después de realizar el examen al Estado de Nicaragua sobre el cumplimiento e implementación del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, adoptó diversas recomendaciones, que reflejan las preocupaciones identificadas en el informe alternativo que presentó la Organización Mundial contra la Tortura, junto al Cenidh, la Red de Mujeres contra la Violencia, la Alianza de Centros de Mujeres, la Coordinadora de Organizaciones que trabajan por la Niñez.

Los expertos llaman al Estado a que tome las medidas necesarias para cesar y sancionar el acoso contra los defensores de derechos humanos por parte del Estado y de personas vinculadas a los poderes estatales. En este contexto, el Comité hizo una referencia específica a las defensoras de los derechos de las mujeres, y manifiesta su preocupación por las investigaciones criminales iniciadas contra nueve defensoras de los derechos reproductivos de las mujeres.

Preocupación por diversos temas
Entre otras recomendaciones, está que se tomen medidas para que cese la violencia contra las mujeres, que se acate el aspecto señalado en la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso Yatama, en cuanto al cumplimiento de reformas necesarias en la Ley Electoral. Además, mencionan su preocupación por las malas condiciones en el sistema penitenciario, por la extrema violencia policial y el maltrato infantil.

La doctora Núñez indicó que es reprochable el doble discurso del gobierno nicaragüense, pues en la reunión del Comité de Naciones Unidas, el representante de Nicaragua que alababa el trabajo de las organizaciones de derechos humanos, dejó oculto que los fanáticos enviados por el partido sandinista agredieron a miembros del Cenidh.