•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, expresó ayer que “de la misma forma en que Guacalito de la Isla ha dimensionado al país en el sector turístico, Tumarín va a dimensionar a Nicaragua en el ámbito energético”.

Aguerri comentó que el sector privado calificó de excelente la firma del acuerdo entre el Gobierno de Nicaragua y el consorcio Central Hidroeléctrica de Nicaragua, CHN, que agrupa a las empresas brasileñas Eletrobras y Queiroz Galvao, para empezar a construir la empresa hidroeléctrica Tumarín, este año, en la Región Autónoma Caribe Sur, con una inversión de U$1,100 millones.

“Nosotros sabemos que este proyecto en su punto pico va a generar entre 5 mil y 6 mil empleos formales, pero no solo eso, va a generar, a su vez, un número de empleos indirectos en una cantidad muy superior a esa de empleos formales”, expresó el líder empresarial.

Destacó que con Tumarín se avanzará en el cambio de la matriz energética que va de energía térmica a base de búnker, a energías renovables.

“En ese aspecto estaríamos asegurando que a futuro Nicaragua no vuelva a pasar por crisis energéticas como las que pasamos en el año 2000, y que la energía renovable sea una realidad e inclusive nos convirtamos en un país exportador de energía”, señaló Aguerri.

El empresario explicó que el hecho de que el Estado de Nicaragua tenga una participación del 10% en la financiación del proyecto, sin tener que poner recursos, a largo plazo permitirá al país poder acelerar el control de la administración del proyecto.

 

119

dólares por Megavatio es la proyección de la tarifa que podría tener Tumarín cuando empiece a funcionar en 2019.