•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El tratamiento a base de células madre en el Centro de Medicina Celular, CMC, del Hospital Metropolitano Vivian Pellas, coloca a Nicaragua en un punto estratégico de la medicina moderna a nivel mundial, pero también garantiza una efectiva recuperación ante padecimientos que limitan la vida laboral y social de los pacientes.

Ese es el caso de Aura Olivas Jarquín, una veterana periodista esteliana que hace más de seis años sufrió una quemadura que afectó su rostro, su brazo derecho y su torso, alejándola de su pasión: dirigir un programa radial enfocado en temas de medio ambiente, actuar en producciones radiales y escribir.

La parte más afectada fue su brazo, ya que quedó pegado al antebrazo, y aunque ese problema fue solucionado con intervenciones quirúrgicas y terapia que le realizaron en la Asociación Pro Niños Quemados de Nicaragua, Aproquen, no pudo recuperar el completo movimiento de su mano.

Efecto regenerativo

Ello la convirtió en la candidata ideal para que los especialistas del CMC pusieran a prueba la efectividad de las células madre en la regeneración de tejido, lo cual lograron con éxito, aseguró el doctor Arturo Gómez, director de investigación clínica del CMC.

“Me sentí liberada”, afirmó por su parte Olivas Jarquín, abriendo y cerrando su mano derecha sin ninguna dificultad.

El tratamiento con células madre puede aplicarse en distintos padecimientos, pero hasta el momento el CMC solo lo aplica en quemaduras, cicatrices y osteoartritis, así como en rejuvenecimiento facial y aumento de mamas.

El procedimiento

El procedimiento consiste en extraer grasa de cualquier parte del cuerpo y, mediante una tecnología llamada GID, obtener de la grasa las células madre, para luego inyectarlas en la zona afectada, donde realizan un trabajo regenerativo.

“Es maravilloso saber que Dios nos proveyó de nuestra propia regeneración dentro de nuestro propio cuerpo, de manera que la grasa ahora se convierte en un verdadero tesoro”, señaló Gómez, mientras que el doctor Diego Correa, reconocido investigador sobre células madre en la Western Reserve University, apuntó que estas células tienen cuatro funciones que “hacen que el órgano o tejido sea mucho más resistente a la lesión que está experimentando y que no cicatrice, sino que se regenere”.

Las autoridades del Hospital Metropolitano Vivian Pellas y del CMC presentaron ayer los avances en la aplicación de células madre en 36 pacientes, obteniendo resultados exitosos en tratamiento de quemaduras, osteoartritis y aumento de mamas.