•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Juan Pavón, habitante de la comunidad El Coyolito, situada a 21 kilómetros de Rivas, ya no invertirá C$150 quincenales para comprar el queroseno con que alimenta la mecha del candil con el cual alumbraba sus noches.

En 84 hogares rurales de Rivas también guardarán los candiles con la llegada de la luz eléctrica que se hizo realidad esta semana.

Mario Esquivel, representante de la Empresa Nicaragüense de Transmisión Eléctrica, Enatrel, informó que además de El Coyolito también conectaron a la red de distribución a hogares rurales de Belén, Tola, Cárdenas, Buenos Aires, Altagracia y Rivas, que suman 90 kilómetros de red eléctrica, con una inversión de C$45 millones.

Detalló que junto a El Coyolito le conectaron el servicio a los habitantes de La Tigrera en Rivas, lo cual representó una inversión de C$5.7 millones a través del Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energía, Peneser.

Demanda

“A todos los gobiernos municipales de turno demandamos esta necesidad, y fue hasta el año pasado que todos los pobladores hicimos una protesta al ver que solo beneficiaban a comunidades vecinas… Le leche la teníamos que salir a vender de inmediato, y cuando el camino estaba en mal estado la perdíamos, ahora podemos hacer un esfuerzo por comprar un refrigerador para guardarla”, señaló Juan Pavón.

María Moreno aseguró que hace siete años llegó a vivir a El Coyolito y se sorprendió al ver que no había energía eléctrica; ahora con la electrificación planea mejorar sus ingresos económicos con venta de refrescos o de bebidas embotelladas.

Wilfredo López Hernández, alcalde de Rivas, expresó que cuatro comunidades esperan recibir el servicio.

Según Enatrel, mil comunidades rurales serán conectadas a la red eléctrica este año.

 

65

Por ciento es la cobertura eléctrica en Rivas.

 

90

KILóMETROS de tendido eléctrico han construido en el departamento