•   Bluefields, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Uriel Rocha es un joven comerciante de Managua, que hace dos semanas decidió aprovechar la ya transitable trocha Nueva Guinea-Bluefields, para abrirse mercado en la ciudad caribeña, vendiendo perecederos.

“La primera semana me fue bien, vendí todo, pero en la segunda las ventas han bajado porque andan las ‘baratas’ (ventas mediante perifoneo) en las calles”, dijo.

Pero Rocha no es el único comerciante del Pacífico que ve oportunidades de negocio ahora que llegar hasta Bluefields es posible, por medio de la trocha que desde Nueva Guinea representa aproximadamente tres horas de viaje.

En la ciudad es evidente el vaivén de camiones y camionetas cargadas con verduras en conquista del nuevo mercado, alentado por la apertura de una vía que por primera vez conecta al Pacífico con el Caribe Sur.

Para los vendedores locales, los foráneos representan una competencia desleal. María Medina argumenta que quienes llegan en camiones cargados con verduras que ofertan de manera ambulante, le afectan, porque “ellos venden barato porque vienen directo de Managua, pero nosotros pagamos transporte de Masaya, El Rama y Bluefields”.

Kukra River se beneficia

En Kukra River, situada 42 kilómetros al sur de Bluefields, esta trocha representa la esperanza de desarrollo. Recientemente la alcaldesa de Bluefields, Carla Martin, visitó la comunidad La Aurora y anunció que ahora que la zona es accesible por vía terrestre, tienen planes de invertir en caminos que permitan sacar la producción de las comunidades.

“Vamos a invertir 513 mil córdobas en la construcción de 500 metros lineales de camino de todo tiempo en el casco urbano, con material selecto; queremos que sean ustedes quienes nos digan dónde quieren el camino y que sea transitable en verano e invierno”, expresó la alcaldesa al mencionar que la empresa Alba Equipos, a cargo de los trabajos en la trocha, aprovechará la Semana Santa para concluir el trabajo.

“Ya inauguramos el puente de Suampo de Lara, cuya inversión fue de 78 millones de córdobas y tiene una dimensión de 120 metros de largo y 4.75 de ancho, lo que permitirá el paso de dos vehículos livianos”, dijo Martin al referir que piensan construir dos kilómetros de carretera con concreto hidráulico en el sector donde se ubicará la represa que abastecerá de agua a la ciudad.

 

Incentiva el turismo

Hay quienes también están aprovechando el camino solo para conocer. Es el caso de Iván Huete, un productor de Nueva Guinea que el fin de semana decidió hacer el viaje hasta su vecina del Caribe Sur. “Venimos con unos amigos de Estelí y Nueva Guinea, a conocer. Fuimos a un restaurante a comer camarones frente a la bahía, es muy bonito y vendremos con la familia en Semana Santa para conocer mejor”, compartió animado, ya que el viaje solo les tomó tres horas.

Recientemente se han realizado tres caravanas de visitantes entre ambas ciudades, entre motorizados y conductores que están transitando en la vía que permanece accesible en esta época.