Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

El Fiscal General de la República, Julio Centeno Gómez, afirmó que analizarán la denuncia presentada por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), en contra de la jefa de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) de la Policía Nacional, comisionada Glenda Zavala, para luego tomar una decisión.

“Estamos analizando a fondo la situación con la fiscal electoral Blanca Salgado, y somos prudentes, más en este momento”, dijo Centeno, refiriéndose a las elecciones del próximo domingo.

Centeno expresó que el Ministerio Público se ha visto rebasado en su capacidad ante la avalancha de denuncias electorales provenientes de todas partes del país, y que van desde el reclamo por entrega de cédulas, hasta utilización de bienes del Estado en la campaña.

El Fiscal se quejó de que las autoridades no le han dado la importancia debida al papel que juega el Ministerio Público, pero todos, partidos políticos, empresarios, particulares y demás, quieren resolver sus situaciones a través de la Fiscalía.

El PLC pidió a la fiscal electoral Blanca Salgado que abra una investigación a Zavala por obstrucción de justicia, por negarse a prestar auxilio para investigar delitos electorales.

Consultada por los periodistas, la jefa de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, sólo dijo que “la Ley Electoral es clara y que la responsabilidad para ejercer acción penal es de la Fiscalía Electoral específica”.

La semana pasada, Salgado expresó que han pedido a Zavala la fijación de fototablas, entrevistas a los funcionarios de institucionales como el FISE, Commema, Enabás y la realización de inspecciones oculares, pero la comisionada le informó que tenían pendientes allanamientos de otros casos.

El PLC ha interpuesto más de 30 denuncias por delitos electorales contra funcionarios, ministros y directores de entes autónomos, por utilización de bienes del Estado en la campaña del FSLN.

Salgado explicó que las diligencias de investigación son importantes, porque de lo contrario la Fiscalía no tendría elementos de prueba para soportar una acusación, si encuentran méritos para hacerlo.