• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Los dos policías y el soldado de ejército acusados de perpetrar la masacre en la finca El Encanto, ayer miércoles por la noche, fueron declarados no culpables por un jurado de conciencia, bajo la protesta del Ministerio Público y defensores de derechos humanos.

Ante esto, oficialmente el Ministerio Público informó que no están de acuerdo con los resultados, ya que habían suficientes elementos probatorios indicando que se aplicó fuerza excesiva por parte de los imputados en el juicio realizado en Bluefields, Región Autónoma Atlántico Sur (RAAS).

En este proceso además la judicial dio sentencia previa al soldado del Ejército, alegando falta de pruebas para inculparlo por el delito de homicidio contra Santos Reyes. Esto a pesar que la víctima recibió varios impactos de bala en la espalda cuando intentaba escapar de la casa de la finca, donde instantes antes habían ocurrido las otras dos muertes.

De esta manera los miembros de un grupo de un operativo conjunto Policía-Ejército, los agentes Feliciano de Jesús Rodríguez Chavarría, José Miguel Romero Corea, además el soldado Wilfredo Adrián Reyes quedan libres de cargos y, según la sentencia, en cumplimiento de su deber dieron muerte a los campesinos Wilfredo Salazar, Santos Reyes y Marvin Reyes Leiva, la mañana del pasado 21 de mayo en comunidad El Pavón, finca El Encanto, jurisdicción de La Cruz del Río Grande.

Gonzalo Carrión, director del área jurídica del Cenidh y quien dio seguimiento al caso y visitó el lugar de los hechos, indicó que desde el inicio observó diversas irregularidades del caso, desde no preservar la escena del crimen a la falta de exhumación de los cadáveres, entre otras cosas.

“El problema es que la sentencia viene de un jurado de conciencia y este no tiene apelación. Por lo tanto, el caso queda en la impunidad y como parte del expediente de violaciones a los derechos humanos en Nicaragua”, expresó Carrión.