• |
  • |
  • AFP

El canciller de Nicaragua, Samuel Santos López, buscó despejar el jueves en Bruselas las dudas de la Unión Europea, UE, sobre la falta de consenso de América Central en las negociaciones para un Acuerdo de Asociación birregional.

"Las negociaciones del Acuerdo de Asociación están bien, están caminando bien", dijo Santos López, de visita en Bruselas, tras reunirse con la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero Waldner.

"Resolvimos algunas cosas que son positivas. El elemento central es que hay capacidad de diálogo entre ambas partes y vamos a trabajar para tener cada vez un diálogo más continuo", agregó Santos López.

Horas antes, en una presentación ante la mesa directiva de la Asamblea Parlamentaria Eurolatinoamericana (Eurolat) reunida en Bruselas, Ferrero Waldner había indicado que las negociaciones birregionales avanzaban a ritmo "desigual" a raíz de la "falta de consenso por parte centroamericana".

"Respecto a las negociaciones con Centroamérica, se ha avanzado de forma significativa, aunque desigual, en gran parte debido a la falta de consenso por parte centroamericana", dijo la comisaria.

Pese a esto, Ferrero Waldner reiteró que el objetivo de la Comisión Euroepa es "concluir las negociaciones en 2009", tal como pretenden los países de América Central.

Sin embargo, advirtió que "el contenido del Acuerdo de Asociación no debe ser sacrificado por el hecho de querer acelerar las negociaciones".

De su lado, Santos López explicó que aclaró que Centroamérica ha avanzado "mucho" en sus discusiones internas, mostrándose cada vez más como "una sola voz ante la Unión Europea".

"Aclaré que nosotros a nivel de Centroamérica hemos avanzado mucho en las pláticas internas nuestras. Cada vez somos una sola voz ante la Unión Europea", aseguró Santos López, en referencia a una reunión informal que mantuvo con el jefe negociador de la UE, Joao Aguiar Machado.

El Acuerdo de Asociación entre la UE y Centroamérica arrancó hace un año en Costa Rica y ambas partes han anunciado la intención de finalizar las discusiones en el primer semestre de 2009 para suscribirlo a comienzos de 2010.

Sin embargo, Centroamérica tiene dificultades para definir una propuesta conjunta en los tres pilares del acuerdo: diálogo político, cooperación y comercio.

Las principales dificultades se centran en el área comercial y más particularmente en algunos productos sensibles como banano, café y azúcar.