•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El fuerte sismo de 6.6 en la escala abierta de Richter que ocurrió hace pocos minutos obligó a las autoridades de la Catedral de Managua, a pedirles a los feligreses que por centenares asisten a la tradicional bajada de la venerada imagen de la Sangre de Cristo, desalojaran el templo en prevención para evitar una tragedia mayor.

El padre Hector Treminio, rector de la Catedral pidió a los feligreses salir con calma y que siguieran la procesión en la parte externa del templo.
En la parte interna de la Catedral solo quedaron los cargadores y las personas que hacían las reflexiones de las catorce estaciones por las que se conmemora la Vía Sacra.

Esta es la primera  vez que esta celebración religiosa que marca el inicio de los actos litúrgicos propios de la Semana Santa se ve alterada por las fuerzas de la naturaleza.

Ayer debido al sismo, un cristal de la capilla del Santísimo, ubicado en el costado noreste de la Catedral se rompió.