•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un tribunal de apelaciones de Managua redujo de 30 a 18 años la pena al empresario nicaragüense Henry Fariña, condenado por narcotráfico y otros delitos y quien sobrevivió a un ataque armado en el que murió el cantautor argentino Facundo Cabral, informó hoy un diario digital.

La Sala Penal Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua también resolvió dejar en libertad al empresario nicaragüense Guillermo Terán, vinculado a Fariñas y quien actuaba como representante local de la franquicia Harley Davidson, indicó el periódico digital Confidencial, que cita el expediente de la sentencia.

Fariña, de 42 años, fue condenado en octubre de 2012 a 30 años de prisión, la pena máxima en este país, por los delitos de transporte internacional de drogas, crimen organizado y lavado de dinero en perjuicio del Estado de Nicaragua.

La titular del segundo distrito de lo penal de Managua, Adela Cardoza, impuso en esa ocasión a Fariña, un promotor de espectáculos, 17 años de prisión por narcotráfico, 9 años por crimen organizado y 7 por lavado de dinero, para un total de 33 años, aunque por ley se le reduce a 30, la pena máxima en Nicaragua.

No obstante, la resolución del tribunal de segunda instancia redujo la pena a Fariña en una sentencia dictada en la víspera de las vacaciones por Semana Santa y en medio del revuelo por los terremotos que sacudieron a Nicaragua el jueves y viernes pasados, reseñó el diario digital.

La sentencia de apelaciones fue firmada por los magistrados Martha Quezada, Napoleón Pereira y Mario Miranda, a petición de los abogados defensores de Fariña.

Fariña, quien promovía los espectáculos de Cabral en la región, fue detenido el 30 de marzo de 2012 en el Aeropuerto Internacional de Managua, y fue hallado culpable por narcotráfico y otros delitos el 27 de septiembre de ese año.

Cabral había presentado un recital en Guatemala y era conducido por Fariña hacia el aeropuerto que sirve a la capital del país cuando se produjo el ataque armado, supuestamente ordenado por el costarricense Alejandro Jiménez, alias "El Palidejo", en venganza por el robo de un cargamento de drogas.

"El Palidejo" se encuentra preso en Guatemala, donde espera el inicio de un juicio por el asesinato de Cabral en julio de 2011.

Hasta ahora, la justicia guatemalteca no ha determinado la fecha para el juicio contra los responsables del crimen de Cabral.

Según la Fiscalía nicaragüense, Fariña y "El Palidejo" lideraban una red internacional de narcotráfico que se encargaba de llevar de Costa Rica a Guatemala droga del grupo colombiano de Los Fresas, que tendría como destino final a la banda mexicana de Los Charros, ligada a la Familia Michoacana.

La existencia del grupo criminal condenado en Nicaragua salió a la luz a raíz del asesinato de Cabral, cometido el 9 de julio de 2011 en Guatemala.

La sentencia del tribunal de apelaciones redujo la pena a Fariña y otras 22 personas, entre ellos dos de sus hermanos y un exmagistrado del Consejo Supremo Electoral de Nicaragua, acusados de pertenecer a esa banda criminal.

El Ministerio Público también acusó a Fariña de lavar más de 30 millones de dólares en el período 2005-2012 a través de un club nocturno de elite que operaba en Managua.