•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Gobierno de Nicaragua llamó a los capitalinos a extremar las medidas de precaución, para estar preparados ante un gran evento sísmico que se pueda originar en las siguientes horas o días, debido a la activación de la falla geológica que causó el terremoto de 1972, conocida como la falla del Estadio.

“El Ineter nos reportó un sismo que es particularmente para nosotros preocupante. Fue hace unos minutos, un sismo de 2.2 (grados), a 9 km de profundidad y a 2 kilómetros exactamente de la concha acústica, es decir de la Plaza de la Fe o del Puerto Salvador Allende”, dijo Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

Agregó que “este temblor, según el Ineter y según los expertos que se convocó y se reunieron al llamado nuestro, es un temblor que puede querer decirnos que se han activado las fallas que van debajo de la ciudad de Managua, particularmente la conocida como falla del Estadio”.

El sismo de ayer domingo ha sido el segundo que ocurre en la misma zona, lo cual preocupa a las autoridades, pues esto “implica que por primera vez en 41 años se están moviendo esas fallas” causantes del terremoto que devastó Managua en 1972.

Rosario Murillo destacó que este domingo, cuando inició la Semana Santa, el pueblo nicaragüense colmó los lugares de recreación y las actividades religiosas, en medio de la alerta roja emitida por el presidente Daniel Ortega tras los terremotos de los días jueves y viernes.

Sin perder la calma

Murillo explicó que no se está llamando al pánico, “no queremos que nadie pierda la calma, lo que necesitamos es que tomemos conciencia de que estamos viviendo una situación especial que tiene que convocarnos a cuidados especiales”, aclaró.

El secretario ejecutivo del Sistema Nacional para la Prevención y Mitigación de Desastres, Sinapred, Guillermo González, llamó a la Defensa Civil, la Policía Nacional, Bomberos y organismos especializados, a extremar las medidas para estar listos ante cualquier situación y orientó a todas las instituciones a reforzar los mecanismos de monitoreo y vigilancia, ante cualquier situación que se presente.

Angélica Muñoz, directora general de Geofísica, del Ineter, dijo que ayer se registraron 9 réplicas, con magnitudes entre los 1.8 y 3.6 en escala abierta de Richter, pero una de esas réplicas ocurrió justo en la falla que originó el terremoto de 1972, a una profundidad de 9 kilómetros.

Muñoz dijo que para tener mayor información de la actividad sísmica, el Ineter instaló tres equipos acelerográficos, en Nagarote, en la Planta Geotérmica Momotombo, y otro en el municipio de San Francisco Libre.

El llamado del Gobierno se realiza justo cuando el país empieza a recibir ayuda internacional y se habla de los planes de reconstrucción de las 2 mil 141 viviendas afectadas por los fuertes sismos.

Wilfred Straus, director técnico de Geofísica, del Ineter, no escondió el temor que tienen los expertos sobre una remecida posible con una magnitud superior a los 6 grados, por la cercanía con el volcán Momotombo y las viejas fallas de Managua.

El experto alemán tiene 25 años de trabajar en Nicaragua con el Ineter y tiene sobrada experiencia en huracanes, erupciones volcánicas, maremoto y terremotos.

Relató que desde la semana pasada se dieron una serie de sismos entre los volcanes Momotombo y Apoyeque en Managua y reconoció que los últimos temblores generan incertidumbre porque han ocurrido muy cerca del Momotombo “y ahí se corrió la tierra, generando una onda expansiva”.

"El llamado a las familias es a extremar medidas, particularmente en horas de la noche, durmiendo si es posible en patios o en los porches”.

Rosario Murillo

Coordinadora Consejo de Comunicación y Ciudadanía.