•  |
  •  |
  • END

La celebración de La Purísima no fue la excepción en algunas instituciones del Estado, pero en lo que sí hubo excepción fue en la entrada para algunas personas a las “Griterías”, pues daban prioridad a los pobladores que llevaban cupones o tiquetes proporcionados por los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) en los barrios, de lo contrario, el acceso era restringido.

El Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP) y la Cancillería de la República, celebraron ayer La Purísima en la cancha de tennis del parque “Luis Alfonso Velásquez”, donde priorizaron la entrada a las niños, niñas y adultos que llevaban un cupón o tiquete que les fue entregado por los CPC.

“Sólo los que traen cupón”, decía una de las jóvenes que tenía puesta una camiseta del MHCP, pero al ver que las personas que cargaban los cupones eran muy pocas, decidieron que entrara la demás gente, pues había paquetes para más de dos mil personas, sin embargo, ni siquiera llegaban a la mitad, según dijo un trabajador de este ministerio.

“Hemos invitado al pueblo que está alrededor y hemos hecho lo mismo en todas las dependencias del Ministerio de Hacienda y los demás ministerios”, dijo Alberto Guevara, Ministro de Hacienda, quien evitó revelar cuánto habían invertido en la actividad. “Esto es el resultado de los ahorros de los aportes de los trabajadores y no somos fijados”, repitió Guevara varias veces.

MiFamilia gastó más de 50 mil córdobas

Otra institución que realizó ayer La Purísima fue el Ministerio de la Familia, en donde según Edgard Manzaneras Sevilla, Coordinador General de los CPC del barrio “Hialeah”, esta cartera del Estado invirtió más de 50 mil córdobas en compras de arroz, frijoles, aceite, azúcar y juguetes para niños, niñas y adultos.

“Son 3 mil paquetes, de los cuales mil son para niños, mil para niñas y mil para adultos”, refirió Manzaneras Sevilla, quien añadió que los tiquetes fueron entregados por un grupo de 25 jóvenes miembros de los CPC.

Esto causó molestia entre algunos pobladores, quienes se quejaron de que los CPC han entregado cupones a personas allegadas al partido Frente Sandinista. “Yo creo que las purísimas debe ser para todo el pueblo y no sólo para los CPC”, dijo una molesta una señora del barrio “Hialeah”, quien evitó revelar su nombre porque dijo: “No quiero tenerlos de enemigos (a los CPC)”.

Magdalena Sánchez, quien se identificó como coordinadora de Desarrollo Urbano de los CPC en el barrio “Santa Anta Norte”, denunció que varios de sus compañeros “anduvieron vendiendo los cupones en 20 córdobas, y eso no me parece justo porque el comandante (Daniel Ortega) dijo que los paquetes eran para el pueblo”.