•   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Católicos de diferentes regiones del país se congregaron en Granada para participar en el tradicional vía crucis acuático por las isletas del Gran Lago. Este año las oraciones, a lo largo de las 15 estaciones, fueron elevadas para que cesen los fuertes sismos que mantienen en vilo a la población.

“Estamos pidiéndole a Él (Jesús) que nos ampare y nos favorezca en estos momentos de tanto peligro con esos temblores. Hay que pedírselo con la seguridad de que nos va a escuchar”, expresó doña Juana Francisca Aguirre, originaria de Rivas.

“No hay que temer”

La peregrinación inició a las ocho de la mañana en el Puerto Asese y estuvo encabezada por el obispo de Granada, monseñor Jorge Solórzano Pérez, quien llamó a no tener miedo.

“Estar con Jesús es lo más importante, estos temblores nos tienen que hacer reflexionar y hacer que busquemos a Dios, pero no por miedo”, enfatizó.

Las autoridades del Instituto Nicaragüense de Cultura, premiaron con 5 mil, 3mil y 2 mil córdobas a las familias que se esmeraron en la ornamentación de sus botes.

 

32

años tiene la tradición de celebrar el vía crucis en las aguas del Lago de Nicaragua

 

30

lanchas participaron en la representación de la pasión y muerte de Jesús