•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Si no se cumplen las normas de construcción que establece el Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, aumenta el riesgo de derrumbe de viviendas o desplome de paredes ante sismos como los que se han registrado desde el pasado jueves en el Pacífico, principalmente en Managua, afirmó el especialista en sismo-resistencia, ingeniero Armando Ugarte.

El especialista señaló que cuando la municipalidad da un permiso de construcción, debe seguirse una serie de normas que conllevan la supervisión de la obra por parte de la comuna, así como la utilización de material que cumpla con las características de resistencia establecidas en la Cartilla de la Construcción del MTI.

“Las autoridades tienen que tener un control más estricto del cumplimiento de las normativas y reglamentos de sismo-resistencia”, afirmó Ugarte, quien recordó que ante construcciones que no cumplen con la normativa, las alcaldías están autorizadas para demolerlas.

Materiales resistentes

Explicó que la construcción de una casa promedio debe ser con concreto de 3 mil libras por pulgada cuadrada, bloques con resistencia de 780 libras por pulgada cuadrada, cemento portland (la mejor calidad) y hierro de acero 40 (A40).

En mayo del año pasado, cuando el MTI relanzó la Cartilla de la Construcción, el ingeniero Oscar Escobar, director de Normas de Construcción y Desarrollo Urbano, comentó que la mayoría de las construcciones no presentan problemas de calidad en el caso del acero, hierro y cemento, pero sí las empresas bloqueras, que están clasificadas en tres categorías.

Escobar refirió en esa ocasión que las bloqueras industriales, que producen hasta 15,000 unidades diarias, cumplían con el control de calidad, pero que entre las semi-industriales, que producen unas 1,500 unidades diarias, había 13 que no lo hacían, por lo que su producto estaba clasificado como no estructural.

Estructura segura

Ugarte indicó que en toda vivienda debe haber un marco de concreto reforzado, una viga corona, una viga intermedia y una viga sísmica; sobre esta última comentó que debe colocarse a 20 o 30 centímetros abajo de la superficie, a lo largo de toda la vivienda.

“La viga sísmica es concreto armado, de 25x25 centímetros con cuatro varillas”, puntualizó.

En cuanto a las columnas de hierro, detalló que tanto en construcciones con piedra cantera o bloque, estas deben colocarse cada tres metros, con un grosor de 20x20 centímetros y varillas de tres octavos.

El especialista apuntó que las viviendas que cumplen con estas normas no corren el riesgo de derrumbe, y que lo más que pueden sufrir son grietas.

 

780

libras por pulgada cuadrada es la resistencia de los bloques.


3

mil libras por pulgada es la resistencia que debe tener el concreto.