• |
  • |
  • END

Si bien el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) informó que la temporada lluviosa en el país había concluido, la depresión tropical número 17 que afectaba desde ayer en la madrugada la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), los tomó por sorpresa, pues evolucionó a tormenta tropical en la mañana y anoche se convirtiò en huracón categoría uno.

La tormenta tropical “Paloma” se formó a las tres horas del jueves y se localizaba la tarde de ayer a 110 kilómetros al este de Cabo Gracias a Dios --a 149 kilómetros de Puerto Cabezas-- en el borde fronterizo entre Honduras y Nicaragua.

El Ineter informó que existen altas probabilidades de que la tormenta tropical “Paloma” afecte con lluvias y tormentas eléctricas de ligeras a moderadas, principalmente en el Norte del litoral caribeño nicaragüense, Cayos Miskitos de la Región Autónoma del Atlántico Norte.

También en el Sur del país podrían registrarse vientos del oeste-noroeste, que generarían lluvias o lloviznas ligeras y dispersas en las próximas 24 horas. En el resto del territorio los vientos persistirán débiles, según pronósticos de Ineter.

Reiteran alerta verde
La Secretaría Ejecutiva del Sistema de Atención, Prevención y Mitigación de Desastres (Sinapred), reiteró el “Estado de Alerta Verde” que se mantenía en todo el territorio nacional, y convocó a los Comités Municipales de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, a que se preparen para tomar las medidas necesarias ante posibles efectos generados por la tormenta tropical “Paloma”, así como actualizar los planes de respuesta ante intensas lluvias en las regiones autónomas del país y sus municipios.

El Sinapred informó que tomarán las medidas necesarias para apoyar a las comunidades que puedan ser afectadas, sin embargo, es importante destacar que hace pocos días el secretario ejecutivo de Sinapred, Ramón Arnesto Soza, declaró que no contaban con los recursos para hacerle frente a nuevas eventualidades, y urgía a la Asamblea Nacional a aprobar una partida extrapresupuestaria, que al final quedó para discutirse después de las elecciones municipales.


A huracán
El estadounidense Centro Nacional de Huracanes (NHC), con sede en Miami, ayer a las 05:49 de la tarde anunció que Paloma se transformó en huracán categoría uno y se dirige a Cuba.

“Paloma es ahora un huracán categoría 1”, en la escala Saffir-Simpson (de 1 a 5), y se prevé que se fortalezca en la noche para alcanzar la categoría 2 el viernes, informó el centro meteorológico estadounidense.

Anoche el ojo del fenómeno se hallaba 270 kilómetros al sur de la isla Gran Caimán y a 450 kms. al oeste de Montego Bay, en Jamaica. La tormenta se desplaza con rumbo norte a una velocidad de 19 kilómetros por hora, con vientos de 120 kilómetros por hora y ráfagas más fuertes, indicó el NHC.