•  |
  •  |
  • END

El gobierno de Estados Unidos, a través de la Voz de América (VOA), emitió un editorial por medio del cual hace públicas sus dudas sobre la transparencia del proceso electoral municipal, que culmina mañana, cuando los nicaragüenses acudan a las urnas para elegir a sus próximas autoridades municipales.

La Voz de América (en inglés Voice of America, VOA) es el servicio oficial de radiodifusión internacional del gobierno de los Estados Unidos de América. Se retransmite su contenido en más de 20 idiomas en cientos de estaciones a lo largo y ancho del mundo.

El documento escrito y difundido a través de este medio bajo el título “Nicaragua en Retroceso”, señala que el gobierno que preside Daniel Ortega intentará de cualquier forma preservar la mayor parte de las alcaldías del país, irrespetando incluso la voluntad popular.

Clara alusión al fraude
“El gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional tiene la mayoría de gobiernos municipales y de concejales en todo el país, y parece que intenta usar medidas ajenas a la política para mantener esta situación”, se lee en el escrito que fue remitido a los medios desde la Embajada de Estados Unidos en Managua.

Recuerda el gobierno de EU que una vez destrozada por la guerra civil y las dificultades económicas, Nicaragua ha llegado lejos desde los difíciles días en los años 80, después de los cuales elecciones libres en 1990 “trajeron un cambio en el liderazgo que ayudó a fortalecer las instituciones democráticas, avanzar en la reconciliación nacional, estabilizar la economía y proteger los derechos humanos”.

Ese panorama, a juicio de la Casa Blanca, continuó brillando con la transición pacífica del poder después de las elecciones de 1996 y 2001, en la primera fecha cuando Violeta Barrios de Chamorro entregó el poder a Arnoldo Alemán, y, en la segunda, cuando éste último impuso la banda presidencial a Enrique Bolaños.

Dudas y sólo dudas
“Es lamentable que el actual gobierno del presidente Daniel Ortega, que llegó al poder a través de elecciones en 2006, pareciera estar incumpliendo su aceptación del proceso democrático con acciones que provocan dudas sobre la transparencia, inclusión, y justicia de las próximas elecciones municipales”, agrega el gobierno de EU.

Para soportar esa afirmación, recuerdan que dos partidos de la oposición fueron eliminados de la presentación de candidatos en estas elecciones, en este caso del Movimiento Renovador Sandinista (MRS) y el Partido Conservador (PC).

Además, mencionan los atropellos que se ha cometido contra los Organismos No Gubernamentales (ONG), a los que se ha intervenido con lujo de violencia.

“Las fuerzas policiales han violentado las oficinas de organizaciones no gubernamentales que trabajan para promover el respeto a los derechos humanos, el Estado de derecho y el desarrollo económico”, señala el editorial.

“A la par de los derechos políticos, la Constitución de Nicaragua garantiza la libertad de expresión, de asambleas y reuniones pacíficas. ¿Están ahora éstos también en riego?”, se preguntó la VOA.

Debía haber observación
El gobierno de Estados Unidos, al emitir este editorial el pasado 4 de noviembre, estimó conveniente que las autoridades de Nicaragua debían acreditar a los respetados observadores locales e internacionales quienes, como en pasadas elecciones presidenciales, trabajarían para asegurar un proceso electoral libre y transparente.

“Los Estados Unidos hacen un llamado al Gobierno de Nicaragua para asegurar que la campaña y las elecciones sean libres de intimidación, violencia y amenazas para todos los ciudadanos que desean ejercer el derecho al sufragio”, concluye el escrito.