•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Centenares de nicaragüenses que necesitan regresar a trabajar o quieren visitar Costa Rica, se ven obligados a dormir un día antes o madrugar frente a los portones del Consulado de ese país en Managua, donde desde primeras horas de la mañana se observan largas filas de personas esperando ser atendidas.

“No podría decirle si hay un aumento (de solicitudes de visas) en comparación al año pasado, pero es típico de los movimientos de nicaragüenses que deciden viajar a Costa Rica para visitar a sus familiares y aprovechar estos días de Semana Santa, o los que están allá que deciden venir a Nicaragua a pasar unos días con sus familiares”, expresó Carolina Rodríguez, consejera de Prensa de la Embajada de Costa Rica en Managua.

La funcionaria explicó que la mayor afluencia de personas a ese Consulado es más notoria porque realizan un ingreso controlado de los usuarios, para no sobrecargar el actual edificio, ante el estado de alerta roja que mantiene el Gobierno nicaragüense por la sismicidad reciente.

Algunas personas que hacían fila desde la noche anterior o desde horas de la madrugada, se quejaron ayer por lo lento de la atención y porque en algunos casos les negaron la visa sin devolverles los 32 dólares que pagan en un banco local por el trámite migratorio.

A Rodolfo López, originario de Rivas, quien trabajaba en Costa Rica en ebanistería, le negaron la visa porque en su última visita a ese país permaneció más de los 30 días de estadía que establece la ley migratoria para extranjeros.

Solo aplican la ley

“Simplemente se está aplicando lo establecido en la Ley de Migración y Extranjería (costarricense), que otorga a los extranjeros una visa por el máximo de 30 días. Las visas denegadas es porque han permanecido más tiempo del permitido por la ley, pero ha sido en un porcentaje mínimo”, aseguró Rodríguez.

Las personas a las que les niegan la visa deberán esperar seis meses para solicitar nuevamente el ingreso a territorio costarricense.

Rodríguez agregó que “hay que aclararle a la población, que el pago de los 32 dólares no es sinónimo de que les darán la visa, sino que están pagando por un servicio consular”.

El Consulado tico en Managua atiende a diario de 500 a 800 personas, desde las 7 de la mañana hasta el mediodía, de lunes a viernes. Recientemente cerraron la oficina consular en Rivas, y solamente están atendiendo las ventanillas en la capital y las de la oficina en Chinandega.

 

19 mil 395 visas otorgó el Consulado tico en Managua, entre el 14 de marzo y el 24 de abril del 2014.