•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Hace cinco días, Lucrecia Mercado Sánchez, paciente de diabetes desde hace más de 10 años, recibió como balde de agua fría la noticia de que su pierna izquierda tenía que ser amputada, pero hoy está aferrada a la esperanza de que su extremidad sea salvada con una técnica médica basada en una fórmula que creó hace 18 años el doctor José Rafael Salinas Andrade, especialista en medicina interna y pie diabético.

La técnica se llama revascularización, y con ella se han beneficiado unos 2 mil pacientes con pie diabético, pues evita que les amputen sus extremidades inferiores, según Salinas Andrade, quien señaló que está tramitando la patente de este procedimiento en Suiza, para poder ofrecerla masivamente en Nicaragua a través del Ministerio de Salud, Minsa, y de forma privada.

El especialista explicó que la revascularización consiste en la restitución de los vasos sanguíneos, lo que a la vez permite la regeneración del tejido.

“Hay mejor flujo sanguíneo en el tejido y, por ende, aumentan los nutrientes y la oxigenación en el tejido, entonces se forma el tejido de granulación que es la antesala de la cicatrización”, refirió.

Salinas Andrade afirmó que lo anterior se logra haciendo perforaciones en la zona afectada e introduciendo gasas remojadas con la fórmula que creó, la cual tiene el efecto de la revascularización.

Una alternativa

Indicó que ese procedimiento se debe realizar todos los días, y que el tiempo de tratamiento depende de la gravedad y extensión de la úlcera del paciente; sin embargo, dijo que en promedio son necesarios entre tres y cinco meses de tratamiento.

El pasado 25 de abril fue el primer día que Lucrecia Mercado Sánchez asistió a la clínica del doctor Salinas Andrade, ubicada en Bolonia, Managua, pues dos días antes, cuando le informaron que su pierna izquierda tenía que ser amputada porque la úlcera en su pie había avanzado bastante, ella se negó a aceptar dicha realidad y buscó una alternativa.

“Me puse muy nerviosa cuando me dijeron que me tenían que cortar la pierna desde arriba de la rodilla, pero gracias a Dios supimos del doctor”, contó Mercado Sánchez.

Salinas Andrade apuntó que cuando un paciente de pie diabético se niega a que le amputen alguna de sus extremidades, el hospital o clínica que lo atiende lo hace firmar un documento en que consta que fue una decisión personal y que, por tanto, es responsable del futuro de su salud.

El especialista dijo que muchos de sus pacientes se quejan de que en los hospitales les digan que les tienen que amputar una de sus extremidades, pues creen que lo hacen porque “es lo más fácil” para los doctores, pero afirmó que entiende ese tipo de medidas.

Resultados satisfactorios

Y es que --explicó-- las úlceras de las personas diabéticas fácilmente se convierten en osteomielitis (infección del hueso), lo cual genera un proceso infeccioso que puede desembocar en una septicemia y en la muerte del paciente.

“Universalmente, el protocolo dice que si el paciente tiene un proceso infeccioso puede llegar a caer en septicemia y morir”, agregó Salinas, y afirmó que no es que cortar sea lo más fácil, sino lo que se tiene que hacer.

Salinas Andrade señaló que la revascularización es también una alternativa del lavado quirúrgico que se les practica a los pacientes de pie diabético, y que consiste en retirar todo el tejido necrosado de la zona, lo cual conlleva tejidos blandos, músculos y tendones.

Mayra Mendieta es una de las pacientes de pie diabético que se ha beneficiado con el tratamiento de revascularización. Afirmó que el pasado 11 de enero le dijeron que era necesario amputar su pierna izquierda, pero que tras tres meses de tratamiento se detuvo el proceso infeccioso en su pie, recuperó la sensibilidad y ya puede caminar normalmente. “Mi vida estaba destruida, pero ahora siento que volví a nacer”, comentó.

 

2

mil pacientes aproximadamente han sido beneficiados con el tratamiento de revascularización del doctor José Rafael Salinas Andrade.

 

El doctor José Rafael Salinas Andrade, especialista en medicina interna y pie diabético, afirmó que la mayoría de pacientes provienen del Norte y el Occidente del país y son de escasos recursos, por lo que tiene un programa en el que atiende gratuitamente a 18 personas.

 

"Yo quiero compartir esta bendición que me ha dado el Señor al crear esta fórmula con la gente de escasos recursos económicos, aunque eso no quiere decir que no la vaya a compartir con toda la ciudadanía a través del Ministerio de Salud".

José Rafael Salinas Andrade,

Especialista en Medicina Interna y pie diabético.