•   Siuna, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Cuando los niños regresan de la escuela, tras haber recorrido a pie largas distancias bajo el inclemente sol del mediodía, los recipientes de agua están vacíos. No hay modo de saciar la sed.

La situación la viven a diario en más de 500 hogares de Siuna, en el Caribe Norte.

Doña María Cristina Benavides Blandón, habitante del barrio “Marco Antonio Somarriba”, uno de los afectados, comenta que para que los muchachos puedan ir a la escuela, deben madrugar, no porque las escuelas queden lejos, sino porque buscar el agua para bañarse les toma una hora caminando.

“Los niños exponen sus vidas en esos arrabales buscando el agua en plena madrugada para poder bañarse”, lamenta la señora.

Pagan

Según María Acuña, entre las opciones de abastecimiento de agua está comprarla. Por un balde de agua para beber y cocinar pagan C$10, y uno para quehaceres vale C$2.

“Aquí dejamos de comprar arroz, por el agua; métale pluma, mínimo son tres baldes de agua, diario”, se queja.

Martha Ruiz Chavarría asegura que el agua no llega y cuando la logran poner solo es por 15 minutos, sin embargo eso ocurrió hace un mes, pero no todos tuvieron la suerte de que el agua llegara hasta sus tuberías.

“Lo que tenemos destinado para el consumo diario del hogar, lo gastamos en agua. Imagine, tenemos que pagar transporte para buscar los ríos para ir a pagar, todo esto genera costos de hasta mas de un mil córdobas mensuales”, observa.

Secan pozo

Ceferino Tenorio Hernández abastece de agua a unos 50 hogares vecinos, ahí la fila para llenar un balde de agua que únicamente es útil para bañarse y la limpieza del hogar, inicia cada día desde antes de las 4:00 am, pero para muchos no queda, el pozo no da abasto y deben aventurarse por veredas en dirección al barrio La Bomba, una distancia de aproximadamente una hora.

“Un balde para llenarse tarda hasta 15 minutos, y como el pozo se achica solo permitimos un balde por persona”, asegura.

Afectados

Las 500 familias afectadas sin recibir el suministro de agua potable, corresponden a cuatro barrios, reconoce Vladimir Martínez, gerente de la Empresa Municipal Agua Potable de Siuna, (Emapsa).

“Este es un sistema que ya dio su vida útil, está obsoleto, y con el actual sistema que estamos operando en el resto del municipio no podemos dar respuesta a estos pobladores ni de otros barrios, porque superan la capacidad de la empresa” explicó Martínez.

El funcionario dijo que han coordinado trabajos con los pobladores de estos barrios, y han estado anuentes de apoyar, pero las tuberías están en un 80% deterioradas.

 

61

POR CIENTO de un total de 2,309 familias, reciben el servicio de agua solo dos veces por semana.

 

20

MIL HABITANTES se estima es la población que habita el municipio de Siuna.