•  |
  •  |
  • END

La Ley 331 o Ley Electoral indica en su artículo 30 que “el sufragio universal, igual, directo, libre y secreto, es un derecho de los ciudadanos nicaragüenses, que lo ejercerán de acuerdo a lo dispuesto por la Constitución Política y las Leyes”.

Amparados en ese derecho constitucional, los ciudadanos saldrán este domingo nueve de noviembre a votar para elegir a las autoridades de su municipio, ejercicio que se realiza cada cuatro años.

Con el objetivo de que los ciudadanos aclaren sus dudas acerca de este proceso electoral, el director de organización y logística electoral, Adonai Jiménez, explicó a EL NUEVO DIARIO cada uno de las procedimientos que tiene que realizar el ciudadano para ejercer su derecho al voto.

¿Cómo votar?
En principio, la votación comienza a las 7:00 de la mañana, según indica el artículo 110 de la Ley Electoral.

El ciudadano debe buscar su nombre en el Padrón Electoral de pared ubicado en el Centro de Votación y en las Junta Receptora de Votos, JRV, para verificar que está en esa circunscripción.

Con su cédula de identidad o documento supletorio en mano y sin ningún accesorio o vestimenta alusiva a algún partido, el ciudadano ya está listo para votar.

El Policía Electoral le avisa al ciudadano cuándo puede pasar a la JRV.

Una vez en la JRV, el ciudadano entrega su cédula de identidad o documento supletorio al presidente de la mesa, quien se lo pasa al primer miembro para hacer las verificaciones físicas para ver si la persona coincide con la foto de la cédula y con el padrón fotográfico.

Luego de que el ciudadano es constatado en el Padrón Electoral de mesa y el Padrón Fotográfico, el presidente de la mesa le entrega tres boletas: la de alcalde, vicealcalde y concejal.

La boleta
El presidente de la mesa le indica al ciudadano que debe marcar en una casilla por cada boleta para que su voto sea válido.

El ciudadano se dirige al recinto secreto y hace su marca en la casilla de su preferencia sin salirse del círculo indicado para marcar con una X (equis).

Luego de haber marcado cada una de las boletas, el ciudadano sale del recinto secreto e introduce las boletas en las urnas correspondientes de alcalde, vicealcalde y concejal.

Una vez realizada esa acción, el ciudadano se dirige nuevamente ante el presidente de la mesa para que le devuelva su documento de identificación.

Al final, el segundo miembro de la mesa le entinta el dedo y ya el ciudadano ha concluido su proceso de votación.

Muy importante
El ciudadano tiene que verificar dos elementos de validez en las tres boletas al momento de recibirlas, porque sin alguno de ellos sería nula:
El primer elemento son dos firmas: la del presidente de mesa y la del primer miembro. Y el segundo es el número de seguridad elegido por los fiscales de cada JRV a través de un procedimiento aleatorio.

Se prohíbe
Por otra parte, al momento de llegar a votar se prohíbe que el ciudadano porte celular, vote con un testigo, presente una fotocopia de cédula en vez del documento original o que vote con el documento supletorio vencido.

Cédulas vencidas
Por su parte, los ciudadanos con cédulas de identidad vencidas tienen derecho a votar porque así lo establece la Ley número 549, la cual indica que “las cédulas de identidad de los ciudadanos (as) nicaragüenses que se encuentren vencidas actualmente, las que estén por vencerse seis meses antes de cualquier proceso electoral y las que se vencieren posteriormente a la entrada en vigencia de la presente Ley, tendrán validez para todos los efectos legales hasta el 31 de diciembre del año dos mil ocho”.

Cuando el ciudadano no aparece en el padrón electoral
Aquella persona que no aparezca en el padrón electoral, pero su cédula de identidad señala la circunscripción de su residencia y no es de los que hizo cambio de domicilio, está habilitada para votar porque en el padrón de mesa existe una hoja anexa específica para los que votan con el artículo 41.

El artículo 41 de la Ley Electoral explica que “si un ciudadano hábil para votar no apareciere en el Padrón Electoral de la JRV del lugar de su residencia habitual, pero posee su cédula de identidad o documento supletorio de votación legalmente expedido que pruebe que reside en la circunscripción territorial de la JRV, ésta autorizará el ejercicio del sufragio y hará constar este hecho en el acta respectiva”.