•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Rebeldía de Colombia “afecta la paz y la seguridad”

La Corte Constitucional de Colombia resolvió desconocer el fallo de La Haya sobre los nuevo límites marítimos entre ese país y Nicaragua, lo cual, a juicio del experto en Derecho Internacional Mauricio Herdocia, pone en riesgo la paz y la seguridad internacional.

“Así de grave es la situación cuando un Estado pretende anteponer su derecho interno a una norma de derecho internacional, que exige el cumplimiento riguroso de las sentencias de los Tribunales mundiales”, enfatizó el experto.

La Corte Constitucional colombiana resolvió el viernes último que los límites de su país no pueden ser modificados por tribunales internacionales, al examinar una demanda presentada por el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos contra el Pacto de Bogotá (Tratado Americano de Soluciones Pacíficas) a raíz del litigio limítrofe con Nicaragua.

En consecuencia, el presidente Santos dijo que los límites entre Colombia con Nicaragua no serán modificados por el fallo de La Haya, de noviembre de 2012, hasta que se firme un nuevo tratado con Nicaragua.

“El fallo de la Corte de La Haya solo se puede aplicar después de un nuevo tratado”, dijo Santos, argumentando la vigencia del Tratado Esguerra-Bárcenas, firmado por los dos países en 1928 y que Nicaragua desconoce.

Se debe cumplir

Herdocia explicó que “cuando se deja de aplicar un fallo de la CIJ, se afecta la paz y la seguridad internacional”, y que por ello es norma exigida el cumplimiento de la sentencia bajo el artículo 94 de la Carta de las Naciones Unidas.

El jurista resaltó que a Nicaragua --como Estado al que no se le está cumpliendo el fallo-- el derecho internacional lo ampara para recurrir ante la Corte Internacional de Justicia, CIJ, o ante el propio Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Agregó que el Derecho Internacional tiene una norma básica que establece que no se puede alegar una norma interna para evadir el cumplimiento del derecho internacional y de los tratados.

contradicciones

Según Herdocia, la Corte colombiana reconoció el viernes el artículo 31 de la Ley 37 de 1961, por el cual se aprobó la adhesión de Colombia al Pacto de Bogotá. “Es decir, que aquí se vinieron al suelo los que han pretendido cuestionar la sentencia de la CIJ”, dijo.

Herdocia resaltó, además, que debe quedar claro que las sentencias de la CIJ no admiten ningún condicionamiento, en relación con la posición del presidente colombiano de no aplicar el fallo del Tribunal Internacional mientras no haya un nuevo tratado con Nicaragua.

“Las sentencia entran en vigencia desde el momento en que se realiza la lectura de las misma en el Palacio de La Haya, por lo tanto, desde que se emitió no requiere de un nuevo Tratado internacional para validar su ejecución”, indicó el experto.

La sentencia de la CIJ

El fallo de la CIJ redefinió los límites marítimos entre Colombia y Nicaragua tras 11 años de juicio.

Nicaragua recupera

La Corte de La Haya otorgó a Nicaragua derechos económicos sobre más de 75,000 kilómetros cuadrados en el mar Caribe.

Colombia ganó

El fallo también confirma la soberanía Colombia sobre siete cayos, dos de ellos enclavados, del archipiélago de San Andrés.

Otra demanda

En noviembre de 2013, Nicaragua presentó dos demandas ante La Haya, una denunciando el incumplimiento del fallo, y otra buscando ampliar su plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas desde su costa en el Caribe.