•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Gobierno de Nicaragua anunció que aunque ha disminuido la frecuencia sísmica, la decisión de retomar las actividades escolares en los seis municipios que permanecen bajo alerta roja se tomará hasta que los expertos que monitorean el fenómeno, lo recomienden.

Rosario Murillo, coordinadora de Comunicación y Ciudadanía, del Gobierno, informó que de momento por órdenes presidenciales afinan un plan especial que permita la evacuación de los colegios ante cualquier evento sísmico, así como la estrategia para recuperar el tiempo perdido de clases, pero esto último hasta ayer por la tarde sería concretado con el Ejecutivo.

Seguridad es prioridad

Al haberse cumplido 13 días de suspensión de clases y 24 desde que el Gobierno decretó la alerta roja nacional, que al final solo se mantiene para Managua, Ciudad Sandino, Mateare, Nagarote, La Paz Centro y León,Murillo explicó que si bien la Presidencia ha “extremado las precauciones… es mejor pecar de exceso… pero no pecar por carencia, ausencia o por indiferencia”.

“Tenemos que ser prevenidos porque en cualquier momento se produce otro sismo en las fallas que cruzan Managua de manera subterránea y tenemos que estar preparados para proteger la vida de los niños, de los jóvenes, de los adolescentes que van a los colegios del sistema público”, remarcó la primera dama.

Por otra parte, informó que el Ministerio de Educación ha logrado hacer reparaciones en 70 centros escolares cuyas estructuras fueron afectadas por los sismos. Agregó que tienen pendiente volver aconstruir34 aulas y 18 muros perimetrales, y “eso va a tomar tiempo”.

 

31

colegios están en la lista de espera de reparación.

 

13

días de clases han perdido los estudiantes de seis municipios.

 

101

escuelas presentaron daños en su infraestructura.