•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En las últimas décadas la construcción informal se ha extendido a lo largo y ancho de la capital, como una plaga sin control: 80 de cada 100 viviendas se han edificado sin supervisión de las autoridades correspondientes y sin verificar la calidad de los materiales, asegura Fernando Valle, presidente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción, CNC.

“La construcción informal representa el 80 por ciento, y muchas veces por ahorrarse unos cuantos pesos, la gente contrata a cualquiera para que le construya sus viviendas, sin considerar el riesgo en que ponen a sus ocupantes”, indica Valle.

Durante un panel sobre riesgo sísmico de la ciudad de Managua, organizado por la Universidad Iberoamericana de Ciencia y Tecnología, Unicit, diferentes especialistas coincidieron en que construir mejor es uno de los retos de las autoridades y de la población en general, para reducir riesgos ante los impredecibles movimientos telúricos.

Recursos limitados

Los expertos señalaron que la municipalidad otorga los permisos de construcción pero no dispone de los recursos suficientes ni del personal técnico para supervisar in situ cada obra que se ejecuta.

Indicaron que actualmente las casas que sí están siendo supervisadas durante su construcción pertenecen a compañías urbanizadoras, cuyo mercado empezó a consolidarse desde hace 15 años.

El arquitecto Valle propuso a las autoridades nacionales reactivar el Consejo Nacional de la Construcción, que antes era regido por el Ministerio de Construcción, para unir esfuerzos de diversos sectores y reducir en 80 por ciento las construcciones informales o autoconstrucciones, “pues mejorar esta situación es una tarea de todos”, destacó.

Sin mapa geológico

Por su parte, el geólogo William Martínez dijo que la preparación ante los riesgos de la sismicidad deben también pasar por saber qué terreno se pisa, y eso se logra haciendo la planificación adecuada del uso del suelo, a través de un mapeo geológico a escala 1:10,000.

“Se trata de un mapeo que nos diga cómo construir cuadra por cuadra. El último se hizo solo para el centro de la ciudad, por una compañía norteamericana después del terremoto de 1972 y costó US$12 millones en la época. Lo que hemos venido haciendo es extrapolar la información de ese mapeo, lo cual no es correcto”, indicó Martínez, secretario de la Asociación de Geólogos de Nicaragua.

Sismos no matan

Enfatizó que “no es la naturaleza que está contra nosotros, sino nosotros mismos”, recordando que “de todos los fenómenos naturales, el único que no mata es el terremoto. Lo que realmente quita la vida a las personas son las casas y edificios mal construidos o levantados sobre fallas geológicas”.

“Las cosas (técnicas) las aplicamos tarde y todo el conocimiento científico nos llega tarde. Las construcciones sismo-resistentes se aplicaron desde 1973, pero desgraciadamente dejamos de darle seguimiento y se armó el caos”, expresó Martínez, en alusión al desordenado crecimiento de Managua en los últimos 41 años.

La Unicit promovió este panel con especialistas a raíz de la serie de terremotos ocurridos en la franja del Pacífico desde el pasado 10 de abril, provocando la instalación de una alerta roja que aún se mantiene en seis municipios de los departamentos de Managua y León.

 

"La actividad sísmica actual está sacando a flote todos los defectos en construcciones modernas y antiguas".

WILLIAM MARTÍNEZ

GEÓLOGO

 

20

sistemas nuevos de construcción contiene la cartilla elaborada hace 3 años por el Ministerio de Transporte e Infraestructura.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus