•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las peleas clandestinas de perros de la raza pitbull son más comunes de lo que se cree en Nicaragua, y en un solo enfrentamiento los dueños apuestan desde US$500 hasta US$5,000, un monto elevado para el ingreso promedio de los habitantes en este país.

“Aunque sean algo prohibido, (las peleas) se concentran en diferentes puntos, los más comunes son los predios con altos muros, para retener el ladrido de los animales, (también en) ranchos, fincas, quintas, granjas, casas grandes”, explicó un criador de perros pitbull para peleas clandestinas, quien pidió no revelar su identidad.

Según el entrenador, cuando los dueños de los perros “se calientan”, ponen en juego hasta sus vehículos.

“No va gente de bien, eso te lo garantizo, por eso las peleas son muy sigilosas”, relató.

Análisis

Agregó que los amantes de estas peleas, que son prohibidas en Nicaragua, pagan elevadas cantidades de dinero por un buen ejemplar de pitbull, por lo que antes de adquirir uno de esos animales se les hace una iniciación, selección y auscultación, para definir cuál tiene el temperamento y el físico para soportar una pelea.

“La mayoría de las peleas son patrocinadas por personas de mucho dinero, como políticos, empresarios y altos dirigentes, es por eso que se mueve mucho dinero y pagan muy bien por los perros; los precios andan desde US$600 hasta US$1,500 por ejemplar”, concluyó.

Fieros

Según un participante en peleas clandestinas de pitbull, conocido con el seudónimo “Bill Bull”, las peleas de perros no deberían ser ilegales porque son animales fieros.

“Son perros hechos para pelear, no son seguros para un hogar”, sostuvo.

Aseguró que los parques vacíos y oscuros son sitios donde también se realizan los combates.

Habla un experto

Evert Salazar, criador de pitbulls para su venta y exposición, y miembro de la Asociación Canina Nicaragüense, dijo que estos perros, a pesar de su fuerza y fiereza, no tienen que ser utilizados para peleas clandestinas pues son animales muy cariñosos y fieles.

“Yo tengo una hija de un año, ella les toca los ojos y ellos la lamen, eso es porque no son agresivos, y sobre todo la socializo con ellos, siempre y cuando uno les dé afecto no serán bravos”, afirmó.

Según el exvicepresidente del extinto Club Pitbull Unidos, Luis Romero, en varias ocasiones trabajó con ejemplares de esa raza de perros que habían participado en peleas clandestinas, y los regeneraba para que fueran canes de exposición en competencias o miembros de una familia.

“Claro, era bastante difícil revertir su comportamiento agresivo, aunque no es imposible, solo hay que darles confianza, ellos son perros muy cariñosos, no son para pelear, lo único que se debe hacer es hablarles con autoridad y no golpearlos”, dijo Romero.

“Solo personas enfermas echarían a pelear a estos perros tan nobles”, agregó.

Concursos

Romero comentó que muchos de los perros a los que les cambió el carácter fueron ganadores de medallas en concursos.

“Ahora también existe una modalidad de hacerlos practicar deportes en competencias, esto se está dando en Granada y ha sido de mucho éxito”, explicó.

“Era fácil identificar cuando un perro era de pelea, comúnmente presentaban cicatrices, eran perros imperativos, miden mucho terreno (orinan en muchos lugares a cada rato), presentan fracturas, la lengua está partida”, finalizó Romero.

Confiables

Por su parte, el abogado Carlos Flores, criador de american pitbull terrier, explicó que en la década de los 80 se hizo un estudio que confirmó al

pitbull como la raza canina más segura.

“Es por eso que todo lo que se dice de los pitbull es una calumnia derivada de la ignorancia”, comentó.

Explicó que este tipo de perros no posee violencia de nacimiento, en cambio se sabe que es un animal muy inteligente y fiel con los humanos.

“En Inglaterra llamaban a estos perros ‘los nani dogs’ (perros niñeros) pues son una raza muy confiable para cuidar y convivir con niños; hoy en día se utilizan como perros de búsqueda y rescate, seguridad ante el narcotráfico, son protectores del ganado ante los ataques de fieras peligrosas”, afirmó Romero.

Destacó que un perro es el reflejo de su dueño, es por eso que cuando una persona adquiere un pitbull, debería aprobar antes exámenes

psicológicos.

 

500

personas son mordidas por perros cada mes en Managua

 

 

"En Nicaragua tengo entendido que los pleitos aun persisten, pero en menor escala, pues ahora se ven más competencias de exhibición con estos caninos".

Luis Romero

Exvicepresidente del extinto Club Pitbull Unidos

 

Legislación contra razas peligrosas

Permisos y fianzas • En Nicaragua la Ley 747, Para la Protección y Bienestar de Animales Domésticos y Silvestres, es aplicada por el Ministerio Agropecuario y Forestal y los gobiernos municipales.

Esa ley establece que la persona que críe o posea animales potencialmente peligrosos, necesita un permiso de la alcaldía para tenerlos, además debe pagar una fianza de responsabilidad civil por los daños que sus animales puedan ocasionar a terceros.

El mismo cuerpo de ley establece que los animales deben andar con correa cuando transiten en la vía pública y que el dueño debe vacunarlos.

En otros países está vigente una legislación especial para las razas de perros peligrosas.

Gobiernos como el de Australia han prohibido la importación de razas específicas, incluyendo los pitbull.

En Malta es ilegal tener un pitbull terrier, y las personas que introducen esas razas son juzgadas y los perros sacrificados.

En España y Chile los perros considerados peligrosos deben usar bozal y correa al pasear, o de lo contrario sus dueños son multados.

En Venezuela cada ejemplar debe ser registrado ante las autoridades municipales.

En Bogotá (Colombia) los pitbull están en la lista de “perros peligrosos”. El decreto obliga a registrarlos en una alcaldía local, comprar un seguro y únicamente pasearlos con bozal y atados. Su crianza comercial está prohibida.