Mauricio Miranda
  •  |
  •  |
  • END

El Vicecanciller Manuel Coronel Kautz declinó responder a los graves señalamientos que hizo en contra del gobierno del presidente Daniel Ortega la radioemisora estadounidense “La Voz de América” (VOA, por su siglas en inglés), que denunció por medio de un editorial la falta de transparencia, la exclusión política y la supuesta intención del Frente Sandinista de perpetrar un fraude en estas elecciones municipales.

“Fijate que no lo vi, no lo he visto”, dijo el diplomático vía telefónica a EL NUEVO DIARIO, sin hacer mayores comentarios.

La emisora VOA, que es el servicio oficial de radiodifusión internacional del gobierno de los Estados Unidos, lanzó un editorial titulado “Nicaragua en retroceso”, donde se señala una supuesta manipulación que podría realizar Ortega y su partido para mantener la mayor cantidad de alcaldías en estas elecciones.

El editorial, recogido ayer sábado en las páginas de este rotativo, enaltece la gestión de los gobiernos de Violeta Barrios, Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños por el “fortalecimiento de las instituciones democráticas”, que según VOA, se mantuvo durante dichas administraciones en Nicaragua.

Sin embargo, el texto ataca al presidente Ortega, de quien se afirma: “Pareciera estar incumpliendo su aceptación del proceso democrático con acciones que provocan dudas sobre la transparencia, inclusión y justicia de las próximas elecciones municipales”.

Vicecanciller “muy ocupado”

Pese a la insistencia de END por obtener una reacción del Vicecanciller de la República, este reiteró: “No lo vi, no lo he visto. He andado todo el día ocupado desde temprano”.

En distintas ocasiones, Coronel Kautz ha afirmado que la relación entre ambos países se mantiene estable. Recientemente, la Embajada de Estados Unidos en Managua confirmó que la Casa Blanca destinará 5 millones de dólares para la ejecución del Programa Amor, impulsado por el gobierno de Ortega.

Sin embargo, a pocos días de las elecciones municipales --considerada para muchos como un plebiscito al mandatario sandinista--, la misma embajada estadounidense hizo público el editorial.

Ética y Transparencia lo rechaza
Quien sí reaccionó fue Roberto Courtney, Director Ejecutivo del grupo cívico Ética y Transparencia.

Según él, el escrito está “fuera de lugar”, y es “condenable”. “Es absolutamente fuera de lugar que radios extranjeras estén haciendo evaluaciones propias, y que, sin ningún fundamento, estén diciendo cosas que son absolutamente especulativas”, afirmó.

Courtney señaló que la comunidad internacional tiene a su disposición canales establecidos para pronunciarse ante el gobierno de Nicaragua y la opinión pública. Pero rechazó el pronunciamiento de la VOA. “Estamos claros de que Nicaragua está en el concierto de naciones, y que las naciones observan la calidad democrática, las unas de las otras. Pero los tiempos y la forma en que se hacen son precisamente los que determinan si la cuestión puede ser constructiva o no, y en este caso, no nos parece a nosotros algo constructivo”, afirmó el director de Ética y Transparencia. “No contribuye al clima preelectoral que se necesita”, sostuvo.

Otra opinión
En cambio, la diputada Jamileth Bonilla, Presidenta de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional, defendió las fuertes denuncias que hizo la emisora radial oficialista de la Casa Blanca.

“Cada quien tiene derecho a opinar. Estados Unidos es un gobierno que ha colaborado mucho por la democracia en Nicaragua desde hace muchos años. Eso es lo que les da derecho a los cooperantes de opinar, y de hacer llamados, de repicar las voces de los que estamos luchando por la democracia”, dijo.

Bonilla enfatizó que los señalamientos puntuales de la VOA son los mismos que ha realizado la oposición política en las últimas semanas, por lo tanto, el reclamo ante la opinión pública era válido.

La diputada, opositora al partido de gobierno, afirmó que el editorial no violentaba el silencio electoral exigido horas antes de las votaciones.

“La información, la noticia se puede emitir, y eso no lo prohíbe la ley. Lo que la ley prohíbe es la propaganda. Entonces, si un país se pronuncia sobre lo que está ocurriendo en Nicaragua, yo creo que es válido, aun en este momento”, dijo. “Creo que todas aquellas voces que se sumen a transmitir lo que estamos haciendo nosotros a lo interno de Nicaragua, sobre este proceso que para nada es transparente, son bienvenidas”, concluyó.