•  |
  •  |
  • END

Doña Ruth Ortega Gallegos, junto a sus seis hijos, denunció ante EL NUEVO DIARIO que “fuerzas extrañas” le pretenden usurpar de manera ilegal, luego de los comicios municipales, una finca de 3.55 manzanas en el casco urbano de Rivas, cuyo terreno ha estado en manos de su familia por más de 100 años.

Ortega Gallegos, de 78 años, narró que la finca fue heredada por su progenitora, Ángela Gallegos de Ortega, en octubre de 1994, cuya escritura, según mostró el documento, es la número 55, la cual fue elaborada por la abogada y notario público Esperanza Huembes de Estrada.

El terreno está ubicado de “Los Pocitos” de INAA, 100 varas al oeste, contiguo a la Escuela de Agricultura, en el casco urbano de Rivas.

Policía no reacciona
Según la denunciante, en la primera quincena de octubre de este año el topógrafo José de Jesús Ocampo llegó a medir la finca, enviado por una persona ajena. “Nos han informado que hay un grupo de personas que está esperando que terminen los comicios municipales para luego usurpar el terreno y lotificarlo”, agregó.

Ante esa situación, el 16 de octubre de 2008 Ortega Gallegos interpuso la denuncia ante la Dirección de Auxilio Judicial de Rivas, la cual fue atendida por el teniente Francisco Jácamo, pero hasta el momento el caso no ha procedido.

Por esa razón demandó de las autoridades competentes “tomar cartas sobre el asunto”, para evitar que personas ajenas al inmueble lleguen a posesionarse del lugar de manera arbitraria y violentando las leyes nicaragüenses.