•  |
  •  |
  • END

A pesar del malestar público que expresó hace algunas semanas Roberto López, Presidente Ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), por los malos tratos que reciben los pensionados y jubilados en las sucursales bancarias para cambiar sus cheques, la situación no ha cambiado.

“Las sucursales de Banpro ven a los jubilados como ciudadanos de quinta categoría, no es gratis el trabajo que hace este banco con el INSS. Es un trabajo pagado y se les paga muy bien, para que así traten a los jubilados”, dijo una fuente que prefirió el anonimato.

La fuente ayer filtró una carta firmada por Gustavo Martínez, Gerente de la Sucursal del INSS “José Benito Escobar”, en la que solicitó a la gerencia de Banpro el retiro de una entregadora de cheques de pensionados que recibía coimas de los jubilados por la “agilización” de sus cheques.

“La situación fue observada por mi persona, por lo que considero que dicha señora no es digna para realizar dicha función por la cual el banco destina un salario”, dice parte de la misiva.

EL NUEVO DIARIO constató en un recorrido por las diferentes sucursales bancarias de Banpro los largos tiempos de espera de los ancianos para cambiar sus cheques correspondientes al aguinaldo y al mes de enero.

“Comencé a hacer fila a las seis de la mañana, y es mediodía y no he podido cambiar”, se lamentó el anciano Orlando Calderón, mientras esperaba en la sucursal ubicada frente al Hospital “Fernando Vélez Paiz”.

Abraham Mendoza también expresó su malestar: “Deberían abrir más ventanillas. Sólo ponen a una persona a cambiar más de quinientos cheques”, afirmó.