•  |
  •  |
  • END

Empresarios, sindicalistas y el gobierno ayer pusieron sus propuesta sobre la mesa de negociaciones de reajusta al salario mínimo, sin encontrar hasta el momento un punto satisfactorio para las diferentes partes.

El sector empresarial propuso negociar tan sólo del 7 al 9 por ciento de reajuste al salario mínimo de los trabajadores, mientras tanto la representación del gobierno puso el 10 por ciento, propuestas que fueron rechazadas por los sindicalistas que piden un 100% de incremento.

En ausencia de la titular, el viceministro del Trabajo, José Napoleón Ríos, presidió la mesa de negociaciones, y señaló que deben encontrar un punto medio que satisfaga a las partes y que esté acorde con la realidad económica del país.

“Estamos en negociación, llevamos tan sólo cuatro sesiones y tenemos dos meses para llegar a una conclusión”, dijo el viceministro, agregando que ahorita es necesario hacer los ajustes necesarios para ver si se flexibilizan las ofertas para lograr un acuerdo.

Argumento de los empresarios

Mario Zelaya, vocero del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), argumentó que con base en los datos del Banco Central y los estudios de cada sector empresarial, propusieron un máximo del 9%.

“La verdad es que la situación económica del país no es fácil luego de desastres naturales y cortes de energía durante todo el año. Queremos que haya formalidad y que se pueda controlar la inflación, de no ser así el incremento salarial no es la salida para el trabajador. Según Zelaya, el salario mínimo sólo lo gana el 3% de los trabajadores, y si no se incrementa el sueldo de manera adecuada, se genera presión sobre los otros niveles salariales y eso a la larga perjudica al salario de mercado, dificulta las relaciones laborales en otros niveles y genera mayor inflación que destruye el poder adquisitivo y a las empresas.
El vocero del Cosep señala que lo ideal es encontrar un consenso con los trabajadores, sin embargo, las peticiones son excesivas.

Por eso no descarta la posibilidad de firmar la aprobación del reajuste de manera bipartita, empresarios-gobierno, pues asegura que ambos tienen cifras similares por estar calculadas acorde con lo estipulado por la ley laboral.

Propuestas no convencen

Por su parte Luis Barbosa, presidente de la Central de Trabajadores “José Benito Escobar”, expresó que las propuestas planteadas significarían un promedio de 149 córdobas de incremento, lo cual no se ajusta al nivel de inflación actual.

“Les planteamos que vayan a revisar sus números, porque sus propuestas no son razonables y no vamos a aceptar eso.
Queremos mantenernos en la negociación, pero si no quieren ponerse de acuerdo y tratan de imponerse, lógicamente los sectores de construcción e industria tendremos que irnos a la calle a protestar”, dijo el sindicalista.

Finalmente, comentó que el gobierno dijo que podía mejorar su propuesta y espera que también los empresarios hagan lo mismo. La propuesta del FNT es de un incremento del 100%.