•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Permitir la lactancia materna en los centros de trabajo no solo beneficia a la madre y a su hijo, sino también al empleador. Bajo esa premisa, el programa Better Work, de la Organización Internacional del Trabajo, OIT; la Agencia de Naciones Unidas para la Infancia, Unicef, y SoyNica, presentaron una guía que promueve esta práctica en las empresas, especialmente en las zonas francas.

Elena Arengo, coordinadora del programa Better Work, señaló que dicha iniciativa se impulsa en ocho países del mundo, pero resaltó que en Nicaragua cobra mucha relevancia, ya que la industria de las zonas francas es un sector clave en la economía y el 53% de sus trabajadores son mujeres.

Explicó que hasta el momento están trabajado con 24 empresas de zona franca en la promoción de la lactancia materna, aprovechando el buen diálogo que existe entre el sector de zonas francas, trabajadores y Gobierno.

Cumplen a medias

José Brizuela, secretario general de la Central Unitaria de Trabajadores, que forma parte de dicho diálogo tripartito, indicó que el artículo 143 del Código del Trabajo establece que en cada centro laboral donde hay más de 30 mujeres, el empleador debe acondicionar un lugar adecuado para que amamanten por 15 minutos cada tres horas.

Sin embargo, refirió que el único lugar donde existe un centro de lactancia es en el Parque Industrial Las Mercedes, en Managua. En las otras zonas francas, mencionó que las mujeres en período de lactancia pueden llegar 15 minutos después de la hora de entrada o irse 45 minutos antes de la hora de salida.

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, la lactancia materna debe ser exclusiva hasta los seis meses de vida del bebé, y complementaria hasta al menos los dos años, y resalta que esa práctica reduce hasta en un 13% la mortalidad infantil en los países en vías de desarrollo.

Iniciativa

En la empresa de zona franca Hansae, en el municipio de Niquinohomo, pronto comenzará a funcionar un centro de lactancia, donde unas 80 mujeres podrán extraer su leche y almacenarla en recipientes especiales bajo la temperatura adecuada.

“Lo ideal es que las mujeres puedan amamantar a sus hijos en el centro, pero eso no es posible porque muchas son de otros municipios”, comentó Mildred Castillo, auditora de cumplimiento social de Hansae, quien aseguró que por el momento conceden 45 minutos a favor de estas mujeres, a la hora de entrada o salida.

Rafael Amador, especialista en salud de Unicef, indicó que por cada 1,000 bebés que no son amamantados, hay 2,033 visitas extra a médicos, 212 días extra en el hospital y 609 prescripciones extra.