Ernesto García
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una veintena de mujeres del partido indígena Yatama, que mantienen una protesta por quinto día consecutivo en la entrada a la Corte Suprema de Justicia, CSJ, bloquearon hoy la salida a los trabajadores de la Corte.

La salida al personal fue bloqueada, luego de concluir un acto donde fue condecorado el representante saliente de las Naciones Unidas en Nicaragua, Pablo Mandeville.

Las mujeres que reclaman una concejalía por la Circunscripción Siete de Puerto Cabezas, en la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, solo permitían la salida de los periodistas.

La magistrada de la Sala Penal Uno, Ángela Dávila Navarrete fue empujada hacia el interior del edificio por una de las mujeres en protesta, cuando ella intentaba salir junto con los reporteros.

El presidente de la Sala de lo Constitucional, magistrado Francisco Rosales Argüello, dijo hace pocos minutos que para esta tarde van a recibir a las representantes de Yatama.