•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Las áreas afectadas por incendios forestales y agrícolas se redujeron en Nicaragua pese al aumento de casos de ignición en la temporada seca del año, confirmó hoy la Defensa Civil.

De un total de 51,448,3 hectáreas quemadas en la temporada anterior, la cantidad bajó a 6,903,8 hectáreas en la más reciente, según los datos preliminares dados a conocer por la Defensa Civil.

Las temporadas de incendios forestales y agrícolas en Nicaragua duran cinco meses, de diciembre a mayo.

La disminución en la última temporada ocurrió pese a que la cantidad de incendios fue superior que en la anterior, según las autoridades.

La Defensa Civil registró 171 incendios forestales y 168 incendios agrícolas, para sumar 339.

El dato es superior al de la temporada de incendios anterior, cuando se reportaron 256 incendios, es decir, 83 menos que ahora.

"Lo que nos dio resultado fue la prevención y articulación de las instituciones, concentramos los esfuerzos en el enfoque preventivo", explicó el jefe de la Defensa Civil, coronel Rogelio Flores, en una nota de prensa.

Al menos seis instituciones del Gobierno Central y autoridades locales en municipios propensos a este tipo de incendios estuvieron involucradas en las campañas de prevención, según Flores.

Las campañas fueron apoyadas por líderes comunitarios, brigadas "contra incendios", unidades militares en los territorios y el Batallón Ecológico del Ejército de Nicaragua, informó la Defensa Civil.

En total, 3,000 efectivos militares participaron en las campañas de prevención y atención de incendios forestales y agrícolas, de acuerdo con el reporte preliminar.

Las acciones, así como el 75 % de los incendios, se dieron en las zonas secas de la Región Autónoma Atlántico Norte, RAAN, la zona Norte y Pacífico Norte de Nicaragua, confirmó la Defensa Civil.