•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El hijo del comisionado en retiro, Carlos Bendaña, y otros cinco jóvenes “están en la línea investigativa” que ejecuta la Policía por la matanza de perros en Carretera Sur, cuyos habitantes pidieron a los padres de los investigados y a estos, que tengan valor, admitan “su error” y pidan perdón a la sociedad.

“Pues claro, que se confronten (y digan): Yo fui, pido disculpas y no lo vuelvo a hacer”, demandó doña Ana Julia Cardoza Solís, quien el 31 de marzo enterró en el patio de su casa a “Tinky”, en la comarca Los Solís.

Socorro Solís Sandoval también pidió a quien le disparó a su perra “La Barbuda”, sobreviviente de un flechazo, “ponerse la mano en la conciencia y decir: ‘Tiene razón esta pobre gente que está sufriendo por sus animalitos’, confesar su error y no quedarse callado, porque odio no le tengo”.

Las mujeres pidieron a la Policía “sacar” a los investigados, y en respuesta uno de los subdirectores de la institución, Ramón Avellán, los presentó en la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ, con nombres y apellidos.

La lista

Los jóvenes que ayer declararon como parte de la investigación por la muerte de seis canes, son: Carlos José Bendaña Mántica, de 26 años, hijo del comisionado en retiro Carlos Bendaña; Gustavo Lugo Chacón, de 24, a quien le encontraron una ballesta; y un joven que según la Policía tiene 19 años, pero sus padres alegaron que es menor de edad.

Enrique y Róger Mántica Solórzano y David Israel Mántica Cuadra completan la lista que brindó Avellán un día después de que la Policía ejecutara allanamientos en las casas de los investigados, cerca de Carretera Sur.

Ayer, los familiares de los Mántica Solórzano llamaron a El Nuevo Diario para asegurar que los jóvenes no residen en el país, y se declararon sorprendidos porque sus nombres aparecieron en la lista de investigados.

Armas ocupadas

La Policía presentó cuatro ballestas, dos arcos y flechas de diferentes tamaños, formas y colores, incautadas a los investigados, que aún no están inculpados porque el proceso para determinar quiénes serán remitidos ante la Fiscalía y luego a los Juzgados, por el delito de maltrato animal, no ha concluido y podrían surgir nuevos nombres.

Avellán dijo que hay otras dos personas investigadas por el caso, pero todavía no tienen nada en concreto para acusarles, y anunció que continuarán allanando casas.

El doctor Enrique Rimbaud, quien desde la Fundación Amarte y en conjunto con otras organizaciones encabeza una campaña para que haya justicia por los canes asesinados, declaró que le han pedido a la Fiscalía y a la Procuraduría, que les permitan apoyarles en el eventual proceso judicial, para “defender” los delitos y garantizar la pena máxima.

Además, Amarte convocó para un plantón este jueves a las 11:30 am, en la DAJ.

Castigo

Aunque ninguno de los investigados por maltrato animal ha sido acusado o inculpado por delito alguno, el Código Penal explica en su artículo 391, que quien maltrate, someta a tratamientos crueles o se ensañe con un animal, será sancionado de 50 a 200 días multa o trabajo en beneficio de la comunidad de diez a veinte días por dos horas al día.

Una fuente judicial explicó que como el salario industrial es de poco más de C$3,000 y el Código Penal establece que el día multa se calcula sobre la base de una tercera parte de lo que percibe la persona, un día multa anda por los C$36.5.

8 canes supuestamente fueron ejecutados.