Benjamín Blanco
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Más de la mitad de los nicaragüenses considera que el terremoto y el enjambre sísmico que sufrió el país el pasado mes de abril, son una advertencia del Dios Todopoderoso, según una encuesta de la firma CID Gallup.

210514 mensaje

A la pregunta de qué opinión tiene de los temblores, del total de personas entrevistadas, un 54% considera que es una advertencia de Dios, mientras un 45% cree que se trata de un fenómeno natural, en cambio un 5% dijo no saber o no respondió.

Entre menor es el nivel educativo del entrevistado, más probable es que opinara de esa manera, es decir, entre quienes tienen nivel educativo de primaria o menos, hasta un 70% cree que los movimientos telúricos constituyen un mensaje de Dios.

El estudio de la Consultoría Interdisciplinaria en Desarrollo S.A., CID-Gallup Latinoamérica, se realizó entre el 7 y el 13 de mayo.

Muestra aleatoria

La encuesta se llevó a cabo de manera aleatoria, y participaron nicaragüenses en edades de 16 años y más. El trabajo de campo se aplicó en todo el territorio nacional, a excepción de Corn Island.

El pasado 10 de abril, la región del Pacífico de Nicaragua se vio afectada por un terremoto de magnitud 6.2 en la escala de Richter, provocando la muerte de dos personas, 45 heridos, daños en más de 3,000 viviendas y afectaciones a más de 5,000 familias nicaragüenses.

El sismo desató la ocurrencia de más de 1,000 réplicas a lo largo de cuatro semanas, causando la suspensión de las clases en seis municipios de los departamentos León y Managua, y la instalación de una Alerta Roja durante casi un mes.

En su informe conclusivo, un equipo de expertos integrado por científicos y por especialistas de diferentes países expresó que la reciente sismicidad se originó entre los volcanes Momotombo y Apoyeque.

También existe un importante sistema de fallas ya conocidas en la ciudad de Managua, las cuales son independientes de dichos eventos, y que han generado en el pasado sismos mayores a 6 grados, como el caso del terremoto de 1972.

Igualmente, en los extremos este y oeste de Managua se encuentran las fallas de Cofradía y de Mateare, que por su longitud tienen capacidad de generar sismos por encima de los 7 grados Richter.

 

1,203

PERSONAS fueron las entrevistadas por la CID Gallup.