•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN, junto con el presidente de la República Daniel Ortega, dieron inicio esta tarde al diálogo en la Nunciatura Apostólica.

El encuentro que estaba programado para las 4:00 p.m inició con algunos minutos de retraso.

El primero en hacerse presente fue el cardenal Leopoldo Brenes, a eso de las 3:40 de la tarde. Luego, el cardenal Miguel Obando y Bravo hizo su arribo a las 3:45 pm.

Ortega llegó junto a su esposa, Rosario Murillo, a la Nunciatura a las 4:10 pm.

En la reunión también están presente los 10 obispos de la Conferencia Episcopal y el representante del Vaticano en Nicaragua, Fortunatus Nwachukwu.

Temas

Aunque no había una agenda definida para el diálogo, a juicio de los diputados se espera que los tópicos a abordar entre la Iglesia y el Gobierno sean la violencia intrafamiliar, el uso de los símbolos religiosos, la seguridad del país, una sociedad justa y la institucionalidad en el corto y en el largo plazo.

Por su parte, Nwachukwu, dijo ayer que este encuentro abre “las posibilidades de entendimiento y de mejorar” de Iglesia-Gobierno.

La reunión se hará a puertas cerradas, pero la CEN aseguró que al finalizar el encuentro estará brindando una conferencia de prensa.

“Compartir inquietudes”

“(Vamos) a compartir (con el presidente) todas las inquietudes que como pastores escuchamos de nuestra gente sencilla (...) son una infinidad de temas”, afirmó en horas tempranas el arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes a un medio local.

Ortega acude con “la mejor voluntad de buscar acciones en favor de Nicaragua”, expresó hoy también el asesor económico del gobierno Bayardo Arce.

Esta es la primera vez que Ortega acepta reunirse con los obispos, que llevaban siete años pidiéndole una audiencia para acercar posiciones.