•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Por segunda vez en el transcurso de un mes, y de manera inesperada, es suspendida la apertura del juicio en contra Álvaro Montealegre y Hugo Paguaga Baca denunciados por presunta estafa en contra de 18 personas a través de la emisión de certificados de inversión.

Al igual que el pasado 28 de abril los abogados acusadores dijeron no haber sido avisados con anticipación sobre la suspensión. Tampoco se hizo presente el representante del Ministerio Público.

En el expediente rola un escrito presentado por el doctor Harlan Huete, defensor de Montealegre, en donde pide se reprograme la audición “ya que se ha llegado a concretizar parte de las conversaciones con el Ministerio Publico por lo cual la fiscalía estará presentando en su momento el acta de mediación durante el proceso ante su autoridad”.

Sin embargo los abogados acusadores negaron que existan conversación o acuerdos con los representantes de los acusados y expresaron su inconformidad por la nueva reprogramación del juicio sin que hayan sido previamente notificados.

El empresario Álvaro Montealegre Rivas entregó el pasado en la Fiscalía dos cheques que totalizan US$526,433.18, con lo que resuelve el problema legal que tenía con las monjas del Colegio Teresiano.

Las monjas de la Compañía Santa Teresa de Jesús, en agosto de 2013, fueron las primeras en denunciar a Montealegre, a Roberto Bendaña y a Hugo Paguaga por los delitos de estafa agravada y ofrecimiento fraudulento de títulos valores.