•  |
  •  |
  • END

El general de brigada en retiro, Julio César Ramos Argüello, falleció la noche del pasado sábado 8 de noviembre, como consecuencia de una enfermedad grave.

El general Ramos dedicó toda su vida a la carrera militar. En 1974, cuando era estudiante de Medicina, se integró al Frente Sandinista de Liberación Nacional para apoyar la lucha revolucionaria.

En 1975, desde la clandestinidad, forjó con el campesinado la guerrilla urbana y suburbana en la zona norte del país.

Desde 1977 fue jefe de la unidad de combate “General Pedro Altamirano”, una escuadra que convirtió en columna guerrillera en los combates de las insurrecciones de Estelí en 1978 y 1979.

En la insurrección final llegó a ser miembro del Estado Mayor Conjunto, coordinado por el guerrillero Francisco Rivera “El Zorro”, y junto al legendario Germán Pomares, dirigió las acciones combativas del Frente Norte para alcanzar la victoria el 19 de julio de 1979.

Dentro de las filas del Ejército Popular Sandinista, del que también fue fundador, empezó a perfilar su carrera militar. Recibió el grado de honor de Comandante Guerrillero, por sus méritos en la lucha contra la dictadura sandinista.

Entre 1979 y 1986, asumió la jefatura de la Dirección de Inteligencia Militar, hasta que el general Humberto Ortega lo designó como jefe de la Tercera Región Militar, Managua, la principal unidad militar durante la guerra.

En 1990, se le nombró Jefe del Centro Superior de Estudios de Formación Militar. Fue ascendido a general de brigada el 2 de septiembre de 1997.

A lo largo de esos años se hizo merecedor de innumerables reconocimientos por su empeño y sus aportes a la institución militar.