Edgard Barberena
  •  |
  •  |
  • END

La pista aérea de Punta Huete, construida en la década de los 80 para los aviones MIG-21 que nunca llegaron al país, se convertirá en una terminal aérea con apoyo ruso para aviones de carga y así descongestionar el aeropuerto de Managua.

Así lo manifestó ayer el Vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo, quien amplió para END detalles sobre las conversaciones que este sábado sostuvo en Managua con el viceprimer ministro ruso, Igor Sechim, quien estuvo varias horas en la capital nicaragüense.

Sechim llegó con una nutrida delegación que se movilizaba en dos aviones, y es la segunda vez que visita Nicaragua en menos de dos meses.

“Andando por el vecindario, decidió visitar a sus cuates nicaragüenses”, dijo Morales Carazo, a quien le tocó trabajar con Sechim en el aeropuerto por espacio de hora y media para después trasladarnos a la Casa de los Pueblos, donde se hizo un plenario con los visitantes, entre los que había ministros, viceministros y secretarios de importantes dependencias del gobierno ruso.

Posteriormente, el presidente Daniel Ortega sostuvo una junta privada con el alto funcionario ruso. De los temas más importantes que se abordaron se acordó la visita que hará Ortega a Rusia el próximo 17 de diciembre, para firmar una serie de proyectos entre ellos la rehabilitación de la pista aérea de Punta Huete.

Indicó Morales Carazo que la pista de Punta Huete conocida como “Panchito”, tiene la extensión necesaria para que puedan aterrizar grandes aviones. También se habló sobre otro proyecto del puerto de aguas profundas de Monkey Point, sobre cooperación en materia de explotación de geotermia, insumos para la agricultura y el establecimiento de un centro de cultura ruso-nicaragüense.